Venus Williams cae en 1ra ronda del US Open por 2da vez

·2  min de lectura

NUEVA YORK (AP) — El recibimiento y aliento que Venus Williams recibió en el estadio Arthur Ashe la tarde del martes no fue el mismo brindado a su hermana, Serena, la noche previa. Tampoco lo fue el resultado.

Venus, quien cumplirá 42 años en junio, no se ha pronunciado sobre su futuro en el tenis, a diferencia de su hermana menor. Aunque también ha sido exitosa e influyente — siete veces campeona de Grand Slam, y una mujer negra en un deporte predominantemente blanco — la fanfarria y atención no han sido las mismas.

Al tocarle jugar frente a miles de butacas azules vacías, en una arena muy silenciosa al arranque, Venus se despidió en la primera ronda del Abierto de Estados Unidos por segunda presentación consecutiva al caer 6-1, 7-6 (5) ante Alison Van Uytvanck.

“Ella ha tenido un tremendo impacto en el tenis femenino, en todo el tenis”, dijo Van Uytvanck. “Es una leyenda”.

Esta fue la 23ra comparecencia de Venus en Flushing Meadows, donde alcanzó la final en 1997 siendo una adolescente y luego se consagró en 2000 y 2001. También fue su 91ra participación en un major, lo cual es un récord.

Venus nunca había perdido en la primera ronda del US Open hasta 2020, y se se ausentó de la edición del año pasado.

A una pregunta sobre lo que le motiva actualmente, respondió deletrando la palabra victoria en inglés. “Nada más. Es muy simple”.

Se alejó del circuito de sencillos completamente entre agosto de 2021 hasta hace un mes, y tiene foja de 0-4 desde su retorno. De ser la número uno del mundo hace 20 años, Venus inició la semana en el puesto 1.504.

“Definitivamente que fue el tiempo más largo que he estado fuera del tenis y sin una raqueta en la mano. Así que fue una experiencia completamente nueva para mí, tomar otra vez la raqueta y ponerme en forma lo más pronto posible para el US Open, lo cual no fue fácil", dijo Venus.

Mediante una columna en la revista Vogue, Serena anunció el 9 de agosto que se aprestaba a poner fin su carrera, sin especificar el momento. Pero insinuó que podría ser en el US Open. Por ello su partido de primera ronda la noche del lunes fue una cita imperdible, atrayendo una cifra récord de más de 29.000 espectadores. El ambiente fue eléctrico de principio a fin al derrotar 6-3, 6-3 a Danka Kovinic.

Serena, quien ha ganado seis de sus 23 títulos de sencillos en los Slams en Nueva York, se las verá contra Anett Kontaveit, la número 2 del ranking en el Ashe la noche del miércoles.

Venus y Serena unirán fuerzas en dobles, formando dupla por primera vez desde 2018 esta semana.

Van Uytvanck, en tanto, se medirá contra Clara Burel, quien venció 6-4, 6-4 a Elena Rybakina, la flamante campeona de Wimbledon.