"Venimos para el grito, pero está todo cerrado en el Zócalo"

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 15 (EL UNIVERSAL).- Turistas nacionales e internacionales acudieron al Zócalo capitalino para ser testigos del Grito de Independencia; sin embargo, se fueron decepcionados pues está cerrado, ya que este año los festejos patrios se llevarán a cabo sin público. En un recorrido realizado por EL UNIVERSAL en las inmediaciones del primer cuadro del Centro Histórico se pudo observar que todo el perímetro del Zócalo se encuentra blindado por elementos de seguridad para impedir el paso a los visitantes.

En tanto, las calles lucen con una menor cantidad de personas que entre semana, por lo que en esta ocasión los restaurantes ni comercios están saturados de familias que querían ver el tercer Grito de Independencia del presidente Andrés Manuel López Obrador.

"Venimos de Merida y buscábamos ingresar pero no nos dejaron, todo está cerrado. Venimos exclusivamente para el grito del presidente, vamos a buscar dónde comer, pero también está cerrado o no nos dejan pasar a una terraza", dijo Aldo, proveniente de Merida, Yucatán, quien estaba acompañado de sus amistades igual del estado del sur. Añadió que su objetivo es festejar por lo que tenían como opción acudir a una trajinera en Xochimilco o al centro de Coyoacán. Mientras tanto, cerca de las 13:30 horas, los restaurantes alrededor del Zócalo tenían poca afluencia de personas e incluso la calle Francisco I. Madero se encontraba con más de la mitad de comercios cerrados. "Hemos vendido menos que el otro año que hubo pandemia", comentó Javier, de un puesto de artículos patrios como banderas, playeras así como trompetas.

En la calle Francisco I. Madero y Simón Bolívar, Marina, de Venezuela, acompañada con sus familiares, dijo que pese estar cerrado el Zócalo va a esperar para ver el Grito de Independencia "aunque sea de lejos". "Venimos unos días y tengo conocidos que me han contado de las tradiciones y eventos de México y ahora pues vengo con mi familia y nos vamos a esperar en un restaurante para ver si podemos ver desde lejos el Grito de Independencia. Estamos muy emocionados". Añadió que ha visto poca participación de los mexicanos pues no observó familias con sombreros o cornetas, pero que espera que este 16 de septiembre, por el desfile, haya más personas en las calles.

Cabe mencionar que debido a que se encuentra cercado el Zócalo capitalino hubo caos vehicular en diversas calles aledañas, pero se desplegó un operativo qué alivio el tránsito. "No hay nada en el Zócalo, no nos dejan pasar y los restaurantes según no funcionan o se tenían que hacer reservación, es un caos. Lo mejor es que iremos a nuestras casas y pedir algo", dijo Alberto, de la alcaldía Cuajimalpa, quien acudió con su pareja y sus dos hijos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.