La variante delta golpea a Australia: los habitantes de Sídney no podrán salir de la ciudad

·2  min de lectura
Controles en Bondi Beach, Sydney
SAEED KHAN

SÍDNEY.- La mayoría de los habitantes de Sídney, la ciudad más grande de Australia, tiene prohibido salir a partir de este miércoles debido a un foco de la variante delta del Covid-19, informaron las autoridades, que temen que se propague a otras regiones.

Más de 30 personas dieron positivo desde la aparición, la semana pasada, de este foco epidémico en el barrio de Bondi Beach, en Sídney.

Variante delta: el país de la UE en el que el virus avanza con mayor virulencia y alarma al bloque

La primera ministra de Nueva Gales del Sur, Gladys Berejiklian, anunció la entrada en vigor a partir de este miércoles de la prohibición de salir de Sídney salvo por razones de absoluta urgencia. Y se volvió a limitar el número de personas que puede reunirse.

Controles policiales en una playa de Sidney
NYT


Controles policiales en una playa de Sidney (NYT/)

Una “gran proporción” de los cinco millones de habitantes de Sídney estarán sometidos a esta prohibición de desplazamiento que afecta a siete zonas donde se registraron casos de Covid-19, informó.

Las autoridades no ordenaron el cierre de restaurantes y bares, pero se prohíbe cantar y bailar allí. Sin embargo están autorizados los grandes eventos, con capacidad limitada al 50% en los estadios. Los lugares que acogen visitantes volverán a las reglas que requieren cuatro metros cuadrados por persona tanto para ambientes interiores como exteriores, incluso en bodas y funerales; habrá un límite de 20 personas y el uso obligatorio de barbijos en las clases de baile y gimnasia.

”Sé por experiencia que hay un cierto hartazgo y un cierto grado de indiferencia respecto al virus”, reconoció Brad Hazzard, el ministro de Salud de este estado, el más poblado del país. Pero pidió a los habitantes que no bajen la guardia ante “esta variante más peligrosa del virus”.

“La apatía no debe tener cabida”, añadió el ministro.

Nueva York resurge, pero sin el esplendor de antes

Australia, que por el momento ha contenido bastante bien la propagación del Covid-19, contabiliza menos de 30.000 casos desde el comienzo de la pandemia, la mayoría de ellos en el estado de Victoria, y menos de 1000 muertes en 25 millones de habitantes.

Se cree que el paciente cero que ha originado el nuevo foco es un conductor que trabaja para tripulaciones de aerolíneas y que se infectó con la altamente contagiosa variante delta, identificada por primera vez en India.

En tanto, las autoridades de Nueva Zelanda también reforzaron las restricciones en Wellington después de que un habitantes de Sídney que pasó el fin de semana en la capital del archipiélago diera positivo a su regreso.

Solo 6,7 millones de personas se han vacunado contra el coronavirus de un total de 25 millones en Australia y la mayoría solo recibieron una dosis.

Agencias AFP y AP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.