Vacuna: empezó la distribución y el Gobierno espera que los gobernadores se la apliquen en señal de respaldo

Jaime Rosemberg
·4  min de lectura

Apenas pasadas las 4 de la mañana del domingo, los primeros camiones salieron del depósito de Avellaneda, con destino a las provincias del Norte del país y con las cuatro fuerzas de seguridad en celosa custodia. Comenzó así el megaoperativo de vacunación contra el Covid-19 con el que el gobierno de Alberto Fernández pretende ganarle de mano al rebrote de casos de coronavirus en el país, un aumento de infectados y muertos que encendió las alarmas en la Casa Rosada y disparó rumores -hasta el momento solo eso- de nuevas restricciones.

"Comenzamos a vacunar el martes. Y creo que somos menos de diez [países] en el mundo, por eso es tan importante lo que hemos logrado", afirmó el Presidente en una entrevista con Radio 10, sin explicar de dónde obtuvo ese supuesto dato. De inmediato elogió a Vladimir Putin y a la Federación Rusa por la entrega de las 300.000 dosis de la vacuna Sputnik V, con la que comenzará el proceso, centrado en personal médico y de seguridad.

Ciudad vs. Nación: Horacio Rodríguez Larreta presenta una nueva demanda en la Corte contra el recorte de fondos

"Voy a estar eternamente agradecido a Rusia. Han prestado atención a la Argentina y a nuestras demandas. Mi mayor obsesión era que empecemos a vacunar en el mismo momento que lo hiciera el mundo central, porque ellos han acaparado las vacunas", señaló el Presidente. Cerca de él reafirmaron que Argentina es "de los primeros países en comenzar a vacunarse", y dieron como ejemplo que a Chile llegarán "muy pocas dosis", en ese caso, de la vacuna de la empresa Pfizer, con quien el Gobierno negocia, hasta el momento sin acuerdo, su llegada al país.

Desde la quinta de Olivos, el Presidente estuvo en contacto con el ministro de Salud, Ginés González García; el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello, y otros funcionarios, con quienes monitoreó la salida de las vacunas, custodiadas por miembros de las cuatro fuerzas de seguridad, hasta cruzar los límites de cada una de las provincias. Los ministerios de Seguridad, Interior y Defensa también forman parte del operativo.

"La distribución, que posee una logística federal, equitativa y proporcional, fue realizada de acuerdo a un cociente basado en cantidad de médicos y centros de salud habilitados y la prioridad de esta partida es el personal sanitario", informaron desde el Ministerio de Salud a través de un comunicado. Cerca del Presidente afirmaron a LA NACION que "los gobernadores están jugando bien" y que "no hay espacio para jugar a la política con esto". También agregaron que "muchos gobernadores se quieren vacunar para dar también una señal política de apoyo" a la vacuna rusa, y agregaron que "aún no está definido" si el Presidente se vacunará antes o después que el personal de salud. "24 vacunas en 300.000 no es una gran cifra", afirmó un funcionario entusiasmado con la eventual foto de los gobernadores dándose la Sputnik V.

Incluyeron en el elogio al jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quien a pesar del conflicto por los fondos coparticipables ya acordó con el ministro de Salud sumarse al operativo en los plazos previstos. "El martes empezamos a vacunar como el resto del país", contestaron, lacónicos, desde el gobierno porteño, un rato antes de confirmar que se vacunarán en la ciudad 23.100 personas, entre médicos y personal de salud.

Durante la reunión vía teleconferencia del sábado, el Presidente y los gobernadores dieron los primeros pasos del plan de vacunación, que luego del personal de salud (763.000 personas), seguiría por el personal de seguridad (500.000), docentes (1.300.000), funcionarios del Estado y el Servicio Penitenciario. Para una segunda etapa estarían reservados los mayores de 60 años (poco más de siete millones de personas) y aquellos de entre 18 y 59 años considerados de riesgo (unas 5,5 millones de personas).

Desafío 2021. Un año electoral inédito, con amenaza de crisis superpuestas

"El objetivo es que en abril tengamos vacunadas a todas las personas de riesgo", agregó el Presidente en el mismo diálogo radial en relación al plan, que prevé la transferencia de $3000 millones hacia las 24 provincias a través de los planes Sumar, Proteger y Redes (los tres del Ministerio de Salud) para insumos, bonos para profesionales y traslados, entre otros rubros. "Todo está saliendo de acuerdo a lo planificado", afirmó otro funcionario con despacho en Casa Rosada con altas dosis de optimismo.