El vínculo entre arquitectura y patrimonio, al desnudo en la Academia en Roma

Roma, 3 mar (EFE).- La arquitecta italiana Benedetta Tagliabue desnuda en una muestra que se inaugura hoy en la Real Academia de España en Roma "el vínculo entre arquitectura y patrimonio" que utilizó en los proyectos arquitectónicos realizados junto a su compañero Enric Miralles, arquitecto español fallecido en el 2000.

Bajo el título "Trame della memoria" (Parcelas de la memoria), la exposición recorre los trabajos más emblemáticos ideados por Tagliabue y Miralles al frente de su estudio EMBT en los últimos 30 años, fijándose "en la relación que ha tenido la arquitectura con el patrimonio, la ciudad histórica y construir en ella", explica a Efe la arquitecta.

Al recorrer cinco salas dedicadas a distintos proyectos, el público podrá observar las maquetas, bocetos y dibujos originales que realizaron los arquitectos con el objetivo de enfatizar el proceso de creación y no solo el producto final.

"La exposición es como entrar en nuestro estudio con las maquetas, los materiales y los bocetos originales de la mano de Enric", comenta Tagliabue mientras observa con cariño las decenas de elementos expuestos que ella misma recopiló para la ocasión y que se entrelazan con las fotografías de su casa en Barcelona que cubren las paredes.

"Nuestra casa, que se encuentra en el caso antiguo de Barcelona, es como un laboratorio de experimentación sobre cómo te relacionas con lo antiguo, cómo pones cosas que no estaban ahí, como conservas las pavimentaciones... todo un aprendizaje que hicimos y que luego aplicamos en nuestros edificios", describió la arquitecta.

Esta relación entre patrimonio histórico y modernidad se manifiesta en proyectos como el Ayuntamiento de Utrecht (Países Bajos) y la transformación del antiguo Puerto de Hamburgo (Alemania), que en el momento de ser ideados necesitaron de un estudio previo sobre el paisaje de la ciudad, los materiales de los edificios históricos y otros procesos que se reflejan en los documentos expuestos.

"En la sala dedicada al Parlamento de Edimburgo insistimos mucho en el dibujo de Enric, que ilustró toda una historia sobre el paisaje y la relación con el patrimonio de los edificios del centro de la ciudad y el paisaje natural" que se usó para ganar el concurso del proyecto, recuerda divertida Tagliabue.

La arquitecta, que fundó junto a Miralles el estudio EMBT en 1994, apuntó como la mayoría de estos proyectos comenzaron junto al arquitecto español pero fueron acabados sin él.

Tras la muerte de Enric Miralles hace 22 años, su compañera y pareja tomó las riendas del estudio para iniciar una nueva era en la que "da continuidad al proyecto pero sin ser imitativa".

En esta nueva etapa destaca la construcción de la nueva iglesia de San Giacomo en la ciudad italiana de Ferrara (centro) en la que Tagliabue resalta la "mezcla entre lo histórico con algo más simbólico", una combinación que permite ir desdibujando las diferencias entre lo nuevo y lo tradicional.

"Cuando vamos a una ciudad histórica nos gusta estar influenciados por los monumentos o los colores de los muros y eso lo vamos introduciendo en nuestra arquitectura de forma subliminal, recortando y pegándolo para así transformar la historia", subraya.

La exposición termina en el patio central de la Academia de España en Roma, el mismo espació en el que en 1995 Benedettta Tagliabue presentó en unos caballetes similares una de sus primeras exposiciones.

"Me emociona exponer en la academia, un lugar de relación entre Italia y España, que se encuentra en Roma, una ciudad que más que italiana es una ciudad de la Humanidad", concluyó.

Andrea Cuesta

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.