Nuevo vídeo del panel del 6 de enero muestra que Trump suavizó el discurso para los alborotadores

·4  min de lectura
Investigación de disturbios en el capitolio (ASSOCIATED PRESS)
Investigación de disturbios en el capitolio (ASSOCIATED PRESS)

Una transcripción original del discurso de Donald Trump el día después del asalto al Capitolio incluía un duro discurso que ordenaba al Departamento de Justicia a “garantizar que todos los infractores de la ley fueran procesados con todo el rigor de la ley” y afirmaba que los alborotadores “no me representan”. Pero esas frases fueron tachadas con gruesos trazos negros, aparentemente por Trump, según las pruebas publicadas por los investigadores de la Cámara.

La representante de Virginia, Elaine Luria, miembro demócrata del panel de la Cámara que investiga el ataque del 6 de enero de 2021, tuiteó un vídeo corto el lunes que incluía el testimonio de los asistentes de la Casa Blanca discutiendo el discurso de Trump el 7 de enero y una captura de pantalla del discurso, con notas y con frases a borrar. En uno de los clips, la hija de Trump, Ivanka Trump, confirma al panel que el documento “parece una copia de un borrador de los comentarios de ese día” y la escritura “parece la letra de mi padre”.

Cuando el comité le preguntó al asistente de la Casa Blanca, Jared Kushner, esposo de Ivanka, por qué Trump tachó frases específicas, respondió dos veces: “No lo sé”.

El panel publicó el vídeo de 3:40 minutos como seguimiento de su última audiencia durante el verano la semana pasada, en la que los investigadores mostraron tomas descartadas de la grabación del discurso de Trump. En las tomas descartadas, Trump se frustra y discute la redacción con el personal presente, incluida Ivanka. En un momento, les dice: “No quiero decir que las elecciones terminaron”, y golpea el puño, enojado.

El comité está publicando el material adicional en un esfuerzo por presentar aún más evidencia después de que ocho audiencias durante el verano expusieran los hallazgos de más de 1.000 entrevistas en su investigación de un año. Los miembros del comité dicen que la investigación continúa y que habrá más audiencias en el otoño.

Su objetivo es transmitir un mensaje consistente sobre Trump y sus acciones antes, durante y después del asalto: que mintió repetidamente sobre el fraude generalizado, incluso en contra del consejo de sus colaboradores más cercanos, y provocó las acciones violentas de sus seguidores. Y cuando los alborotadores irrumpieron en el Capitolio, no hizo nada para detenerlos.

En su tuit del lunes, Luria dijo: “El presidente Trump tardó más de 24 horas en dirigirse a la nación nuevamente después de su vídeo de Rose Garden el 6 de enero, en el que cariñosamente les dijo a sus seguidores que se fueran a casa en paz. Había más cosas que no estaba dispuesto a decir”.

El discurso del 7 de enero fue visto por sus ayudantes como un esfuerzo por compensar su falta de acción el día anterior, cuando esperó horas para decirles a los alborotadores que abandonaran el Capitolio, y cuando lo hizo, en un vídeo filmado en el Rose Garden, dijo a los alborotadores que eran “muy especiales”. En el vídeo publicado por Luria, el asistente de Trump, Jared Kushner, dice que había hablado con otros asistentes y que estaban tratando de armar comentarios para el presidente. “Sentimos que era importante hacer un mayor llamado a calmar la situación”, testificó Kushner ante el comité.

No está claro quién escribió el texto original en el documento.

En la oración original “Estoy indignado y asqueado por la violencia, la anarquía y el caos”, la palabra “asqueado” está tachada. También lo están las últimas oraciones, “Quiero ser muy claro, ustedes no me representan. No representan a nuestro movimiento”. Pero lo modificó a: “Ustedes no representan a nuestro país”. La oración “merecen estar en la cárcel” fue reemplazada por “pagarán”.

Este párrafo también fue eliminado: “Ordeno al Departamento de Justicia a que se asegure de que todos los infractores de la ley sean procesados con todo el rigor de la ley. Debemos enviar un mensaje claro, no con misericordia, sino con JUSTICIA. Las consecuencias legales deben ser rápidas y firmes”.

En un testimonio reciente, la exasistente de la Casa Blanca, Cassidy Hutchinson, quien también testificó en persona en una audiencia sorpresa el mes pasado, mencionó que el apuro para que Trump hablara nuevamente el 7 de enero se debió en parte a la “gran preocupación” dentro de la Casa Blanca de que algunos de los funcionarios de su gabinete podrían intentar invocar el proceso constitucional de la 25a Enmienda para destituirlo de su cargo.

El vídeo recién publicado incluye el testimonio de John McEntee, entonces director de la oficina de personal presidencial de la Casa Blanca y uno de los ayudantes más cercanos de Trump en ese momento. McEntee dice que Kushner le pidió que “hiciera presión” para asegurarse de que Trump pronunciara el discurso. McEntee confirmó que Trump se mostró reacio a dar el discurso.

Pat Cipollone, el principal abogado de la Casa Blanca, también testificó que creía que Trump debió haber expuesto enérgicamente las consecuencias para los alborotadores.

“Desde mi punto de vista, necesitaba expresar muy claramente” que los alborotadores “deberían ser procesados y arrestados”.

Sigue la cobertura de AP de las audiencias del comité del 6 de enero en https://apnews.com/hub/capitol-siege

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.