Usuarios de Twitter migran a Mastodon tras las medidas de Elon Musk

El pasado 27 de octubre, el multimillonario estadounidense y fundador de Spacex, Elon Musk, compró Twitter por 44,000 millones de dólares bajo la concepción de su “importancia para el futuro de la civilización”, al tener una plaza pública en línea con una gran variedad de opiniones. Sin embargo, luego de esta noticia, algunos internautas amenazaron con abandonar la red social ante el posible nivel de control y libertades que se perdería con la nueva dirección a cargo.

De hecho, esta semana miles de personas comenzaron a abrir cuentas en otras plataformas como Discord y Mastodon. De acuerdo con la revista Wired, entre el 20 y 27 de octubre se registraron 18,000 personas en Mastodon. Un día después ya se tenían contabilizados 381,113 usuarios, según Eugen Rochko, director de la plataforma. Este movimiento se impulsó apenas horas después de la noticia de la adquisición, cuya tendencia en Twitter se viralizó con el hashtag #TwitterMigration.

“Para cualquiera que se pregunte, Mastodon obtuvo más de 70,000 registros ayer. ¡Mantengamos el impulso! La plaza pública de la web no debe pertenecer a ninguna persona o corporación.

“¿Por qué elegirnos? Debido a que es descentralizado y de código abierto, no se puede vender y no se declarará en bancarrota. Respeta su privacidad y le da control sobre la red a las personas. Es un producto sobre un protocolo, como debería haber sido Twitter”, escribió la plataforma el 29 de octubre, cuya  publicación suma al momento más de 2,000 retweets y 7,000 me gusta.

QUÉ ES MASTODON

Según información de la página de noticias sobre tecnología, software y videojuegos Xataka, la plataforma Mastodon no está controlada por una única empresa o servidor, sino que funciona utilizando una federación descentralizada de servidores, todos ejecutando su código libre y abierto que está publicado para el alcance de todo en su perfil de Github.

Los usuarios pueden crear diferentes servidores a los que se les conoce como instancias o comunidades. Estas permiten tanto escribir mensajes que solo sean leídos por sus integrantes como otros que puedan estar en las instancias federadas compuestas por Mastodon. 

La plataforma fue lanzada en 2016 con la instancia mastodon.social y desarrollada a partir de GNU Social. Es un proyecto de Richard Stallman, destinado a crear redes sociales descentralizadas utilizando el estándar abierto Ostatus. 

VERIFICACIÓN EN TWITTER COSTARÁ 8 DÓLARES

El pasado 1 de noviembre, Elon Musk anunció sus planes para cambiar el sistema de verificación, aquella insignia azul representada con una palomita que permite a las personas saber que una cuenta de interés público es auténtica. Hasta entonces, según los requisitos de verificación, el perfil debe ser verdadero, relevante y activo. 

No obstante, el nuevo dueño de Twitter explicó en un hilo que el “poder pertenece al pueblo” y, por ello, los usuarios podrán pagar ocho dólares al mes para estar verificados. Bajo sus palabras, “el actual sistema para saber quién tiene o no una marca de verificación azul es una basura”. 

Con su nuevo plan, además de la verificación, los usuarios podrán obtener prioridad en respuesta, menciones y búsqueda, “lo cual es esencial para derrotar el spam”. También la posibilidad de publicar videos y audios largos, mitad de anuncios, así como un “bypass” para editores dispuestos a trabajar con la red social.

“Esto también le dará a Twitter una fuente de ingresos para recompensar a los creadores de contenido. Habrá una etiqueta secundaria debajo del nombre de alguien que sea una figura pública, como ya ocurre con los políticos”, apuntó el magnate.

Aunque todavía se desconoce cuándo estará disponible este cambio, distintos usuarios criticaron la postura de Elon Musk ante el cobro de verificación y entre los comentarios abundaron los mensajes de salida de la red social para migrar a Mastodon. N

Newsweek en Español te recomienda también estas notas:

Elon Musk compra Twitter por su importancia en el ‘futuro de la civilización’

‘El pájaro es libre’, tuitea Musk tras comprar Twitter

Usuarios ‘prueban’ la libertad de expresión de Twitter en la era Musk