El uso de hidroxicloroquina está relacionado con el suicidio, revela investigación

Jason Lemon
·3  min de lectura

UNA AGENCIA reguladora de medicamentos de la Unión Europea ha confirmado que la cloroquina e hidroxicloroquina, que fueron promocionados por el presidente Donald Trump como tratamientos para el COVID-19, puede llevar a trastornos psiquiátricos “graves” y comportamiento suicida en los individuos que las ingieren.

A lo largo de la pandemia, Trump ha promovido en repetidas ocasiones la hidroxicloroquina y cloroquina a pesar de la falta de evidencia científica de que sean efectivas para tratar el COVID-19.

La Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) también les concedió a estos medicamentos una autorización de emergencia en la primavera.

Pero esta fue revocada en junio, después de que los ensayos no dieron evidencia de que los medicamentos tuvieran un impacto significativo en el tratamiento de la enfermedad provocada por el virus.

Entérate: Estudios descartan beneficios de hidroxicloroquina contra la COVID-19

“La revisión confirmó que han ocurrido trastornos psiquiátricos y que en ocasiones pueden ser graves en pacientes con o sin problemas de salud mental previos”, dijo la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) en un resumen de su reunión.

“Con base en los datos disponibles, la revisión mostró que, para la hidroxicloroquina, los efectos secundarios pueden ocurrir en el primer mes después del comienzo del tratamiento. Para la cloroquina no hubo datos suficientes para establecer una cronología clara”.

Aun cuando los problemas psiquiátricos y comportamiento suicida ya habían sido notados en estudios previos sobre los efectos secundarios de la hidroxicloroquina y cloroquina, la EMA quiso confirmar estos problemas al evaluar a quienes habían sido tratados recientemente con los medicamentos.

El comité de la EMA que revisó los medicamentos recomendó “actualizar la información de producto de estas medicinas para dar mejor información a los profesionales de la salud y pacientes sobre el riesgo de comportamiento suicida y trastornos psiquiátricos”.

EFECTOS PSIQUIÁTRICOS NEGATIVOS

Un portavoz de la FDA dijo a Newsweek en un correo electrónico que la agencia había notado la posibilidad de efectos psiquiátricos negativos conectados con el medicamento en una ficha técnica cuando le otorgó su autorización de uso de emergencia en la primavera.

El portavoz comentó que “también hay alertas en el etiquetado de las indicaciones aprobadas”.

La hidroxicloroquina es un medicamento común contra la malaria, que también se usa para tratar la enfermedad reumatoide y el lupus.

A pesar de las preocupaciones por el medicamento, y la evidencia que sugiere que era ineficaz para tratar el COVID-19, Trump tomó hidroxicloroquina como una medida preventiva en mayo.

Lee más: EU revoca autorización de la hidroxicloroquina para tratar pacientes con COVID-19
new
“Bueno, he oído reportes tremendos sobre ella. Francamente, he oído reportes tremendos. Muchas personas piensan que les salvó la vida. Los médicos presentan los reportes”, dijo el presidente a finales de mayo después de que había terminado de usar el medicamento.

El presidente contrajo el COVID-19 a principios de octubre. Sus médicos dijeron que no le dieron hidroxicloroquina como parte del tratamiento antes de que él se recuperara. Trump fue tratado con un coctel de anticuerpos llamado Regeneron.

Aun cuando ese tratamiento promisorio ahora lo distribuye el gobierno, hay poco abastecimiento y los médicos están obligados a racionarlo, si es que llegan a obtenerlo.

—∞—

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek