Antes usar lentes sigue estos consejos para elegir armazón

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 1 (EL UNIVERSAL).- Cuando de lentes se trata muchos ponen atención en el tipo de armazón, pero deben recordar que cada una está creada para un tipo de rostro.

"Elegirlos tiene mucho que ver con la moda o temporada, pero no hay que olvidar que, primordialmente, sirven para proteger los ojos de los rayos ultravioleta (UV) solares y ofrecer, sobre todo, calidad visual a quien lo necesita", indica el optometrista Giovanni García.

Para identificar tu tipo de rostro, expertos enseñan cómo hacerlo.

Mucho ojo. Si sientes que lagrimeas mucho, te pican los ojos o ves borroso aún con gafas debes consultar a tu oftalmólogo.

Redonda. Se caracteriza por ser poco angulosa y unas gafas con estructura aportan equilibrio y son ideales para atenuar las facciones, estilos como "cat eye" (ojos de gato) o "Jackie O" son perfectos, evita los redondos o pequeños.

Cuadrada. Suelen ser angulosas, por lo que lo mejor es buscar las líneas curvas y suaves de modelos ovalados, evitando los lentes cuadrados o muy estructurados. Un armazón de bordes delgados (de metal y de color similar al tono de tu piel) define la forma de tu cara.

Ovalada. A este tipo les quedan casi todos los estilos, pero si el rostro tiende a ser alargado, le sientan mejor los redondeados de tamaño mediano y evitar los deportivos alargados horizontalmente. Los armazones de lágrima, redondos o de pasta, son ideales.

Triangular. Las mejillas y la frente son más anchas que la línea de la mandíbula, su mentón es estrecho, delgado y largo. Te quedan lentes que destacan la mitad superior del marco o los que tienen dos tonos, con la parte de arriba más oscura que la de abajo, también los metálicos delgados o armazones de plástico transparente.

Corazón. Son más largas que anchas, por lo general tienen la entrada del cabello en forma de triángulo y un mentón relativamente puntiagudo. Para estos e tipo rostros se recomiendan gafas de pequeñas a medianas, lo ideal son las ovaladas tipo aviador y evitar los modelos muy grandes o cuadrados, que ensanchan aún más la cara.

Diamante. Las mejillas son ligeramente más anchas que la frente y la línea de la mandíbula. A las caras de forma de diamante les acomoda casi todo tipo de armazones, aunque si se usan lentes de forma rectangular serán un elemento de equilibrio a tu barbilla.

-Materiales

Plástico: los más populares, resistentes y sólidos son los de policarbonato. Le siguen los de poliamida (nylon) ligeritos y flexibles. Los de acetato o vynil son más baratos y con más diseños.

Metal: suelen ser más costosos, pero infinitamente más resistentes. Los hay de cobalto, berilio y titanio.

Combinados: se trata de armazones que tienen elementos en plástico o pastas con elementos metálicos para hacerlos más flexibles.

-Toma en cuenta

Antes de elegir identifica tu tipo de rostro.

Mide el largo de tu cara. Ubica el punto medio exacto de tu línea de cabello, empieza a medir pasando sobre tu nariz y hasta la punta de tu mentón.

Mide tu frente. Coloca la cinta métrica en el punto de inicio en un lado de tu frente, en su punto más ancho y mide hasta el otro punto en el lado opuesto.

Mide la distancia entre tus mejillas. Coloca el extremo de la cinta justo después de la esquina exterior de tu ojo y hasta llegar al otro punto del lado opuesto.

Mide la línea de tu mandíbula. Ubica la parte inferior de las orejas e identifica el inicio de tu mandíbula. Mide desde este punto hasta la punta de tu mentón y la medida que te de multiplícala por 2 para obtener la longitud combinada de ambos lados de tu mandíbula.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.