US Open: Pese a despiste, Kyrgios abruma a Medvedev

·5  min de lectura

NUEVA YORK (AP) — Nick Kyrgios protagonizó una pifia monumental que en otras circunstancias hubiera precipitado un derrumbe. Pero nada iba a desencajar al temperamental tenista australiano.

Kyrgios dio cuenta del reinante campeón y número uno del mundo Daniil Medvedev por 7-6 (11), 3-6, 6-3, 6-2 la noche del domingo para acceder por primera vez a los cuartos de final del Abierto de Estados Unidos.

La victoria prolongó el sensacional momento de Kyrgios, quien con 27 años alcanzó su primera final de Grand Slam en Wimbledon hace dos meses.

“Estoy contento de poder mostrarle a Nueva York mi talento", dijo el 23er cabeza de serie en la entrevista a pie de cancha.

Poco después, al presentarse a la rueda de prensa, Kyrgios habló que el resultado le dejó con una sensación de orgullo y alivio.

El orgullo, según explicó, obedece a que ha podido salir de “situaciones mentales realmente complicadas” y que le llevaron a pasar “momentos de terror”.

Y el alivio es porque al fin salta a la pista con la convicción de que está a la altura de las expectativas.

“Me senté en el vestuario tras el partido y me sentí súper orgulloso porque hubo un momento en el que pensé que no sería capaz de producir y hacer esto más”, contó. "Estaba harto de fallarle a la gente. Ahora siento que pueden estar orgullosos por mí.

Kyrgios es un legítimo candidato a pelear por el título del US Open.

Subió la temperatura en el estadio Arthur Ashe con sus momentos de brillantez y arrebatos — las discusiones con la jueza de silla y las recriminaciones a sus acompañantes en el palco — que a veces rozan la excentricidad.

Pero su nivel fue notable y sometió a Medvedev con un vendaval de 21 aces, el látigo de su derecha y hasta pícaros saques por debajo del brazo.

Kyrgios alcanzó la final en el All England Club en julio, sucumbiendo ante Novak Djokovic en el duelo de campeonato. Acto seguido, Kyrgios obtuvo su primer título ATP al consagrarse en Washington en agosto. También superó a Medvedev en el posterior Masters de Montreal. Nadie acumula más victorias en la gira desde junio que él jugador de Canberra.

El momento inolvidable de la noche fue cuando Kyrgios perdió — inexplicablemente — un punto al irse corriendo alrededor de la red para rematar una pelota que iba a picar afuera. Su falta de conocimiento del reglamento le costó un punto de quiebre en los primeros compases del tercer set.

Kyrgios no se arredró por el despiste. “Yo creía que era válido”, dijo en la pista.

Siguió en lo suyo y terminando desfondando a un Medvedev que había ganado los tres primeros partidos de la defensa de su título sin ceder un solo set.

“Fue un partido de un nivel muy alto", dijo Medvedev. “Nick tiene un estilo distinto, pero jugó al nivel de Novak y Rafa (Nadal). Tiene un arsenal completo de disparos. Si mantiene este nivel durante todo el torneo, tiene buenas posibilidades de ganarlo”.

La siguiente misión de Kyrgios será contra Karen Khachanov.

En cambio, Medvedev — cuya victoria ante Djokovic en la final del US Open de 2021 desbarató el empeño del serbio por ser el primer jugador en monopolizar los cuatro grandes en un mismo del tenis masculino desde 1969 — será desbancado como número uno.

Rafael Nadal, Carlos Alcaraz y Casper Ruud quedan en carrera para escalar a la cima dentro de una semana.

NORUEGA VIBRA CON RUUD

Ruud quiere llevar al tenis noruego lo más alto posible. Y hacerle sombra a Erling Haaland.

Al acceder por primera vez a los cuartos de final del Abierto de Estados Unidos, Ruud se mantuvo en carrera por su primer título de Grand Slam y convertirse en el primer noruego que alcanza la cima del ranking.

El quinto cabeza de serie doblegó 6-1, 6-2, 6-7 (4), 6-2 al francés Corentin Moutet para instalarse por segunda vez en la antepenúltima fase de un Grand Slam. Ya lo había hecho este año con su marcha a la final del Abierto de Francia, donde perdió ante Rafael Nadal.

Ruud se las verá ahora con Matteo Berrettini, luego que el italiano superó en cinco sets al español Alejandro Davidovich Fokina, imponiéndose 3-6, 7-6 (2), 6-3, 4-6, 6-2.

A una pregunta sobre el grado de popularidad del tenis en Noruega, Ruud se sinceró al mencionar a Haaland, el astro del fútbol que ha tenido un fenomenal arranque de temporada con el Manchester City.

“Tenemos los deportes invernales que dominan y ahora tenemos a un excelente futbolista, que de repente ustedes no saben, Haaland”, dijo Ruud antes de consignar que el delantero ha marcado 10 goles en sus primeros seis partidos en la Liga Premier. “Es el deportista más importante que tenemos en Noruega”.

“El tenis no es un deporte fácil de seguir para los noruegos, todo el tiempo estamos en otras zonas horarias”, añadió. “No siempre fácil sintonizar cuando me toca jugar... Pero está creciendo y eso me pone contento”.

TRAS LESIÓN Y COVID, BERRETTINI EN CUARTOS

Berrettini, el subcampeón de Wimbledon en 2021, alcanzó la ronda de cuartos de un Slam por quinta vez seguida.

El romano de 26 años abrió la temporada alcanzando las semifinales del Abierto de Australia, pero se perdió Roland Garros en mayo tras operarse la mano derecha. Se tuvo que retirar en la víspera de Wimbledon en junio tras dar positivo en COVID-19,

“Ahora tengo una motivación. He tenido un año complicado, la cirugía, el COVID” dijo Berrettini. “No es ningún secreto que para mí los Slams son el objetivo de la temporada. Me perdí dos este año y fue duro asimilarlo mentalmente. Pero esto confirma que mi nivel es alto en los Slams, que soy muy sólido, que me gusta jugar al mejor de cinco y que puedo dar mi mejor tenis en las instancias más importantes”.

KHACHANOV DOMA A CARREÑO

Khachanov emergió triunfante de un batalla de cinco sets ante Pablo Carreño Busta, resuelta con parciales 4-6, 6-3, 6-1, 4-6, 6-3.

El 27mo preclasificado se apuntó su cuarta victoria seguida ante el español, una racha que comenzó en las semifinales de los Juegos Olímpicos de Tokio el año pasado.

Se trata de la primera vez que se entrevera entre los ocho mejores en Nueva York y puede presumir que lo ha hecho en tres de los cuatro grandes, incluyendo Roland Garros en 2019 y Wimbledon en 2021.