Uruguay aprobó un impuesto a los funcionarios públicos y a jubilaciones altas para un “Fondo Covid”

·2  min de lectura
El Parlamento uruguayo aprobó el "Impuesto Emergencia Sanitaria Covid"
telam

MONTEVIDEO.- Tras discusiones en el Senado y en la Cámara de Diputados, el Parlamento de Uruguay aprobó el proyecto de ley que crea el “Impuesto Emergencia Sanitaria 2 Covid-19”, una iniciativa que grava los salarios de los funcionarios públicos, los cargos políticos y las jubilaciones que superen los 2700 dólares (120.000 pesos uruguayos) con el fin de costear la emergencia sanitaria.

El dinero recaudado será destinado al “Fondo Solidario Covid” creado el 8 de abril de 2020 que atenderá a los sectores más golpeados por la pandemia de coronavirus.

Estados Unidos impone una batería de sanciones contra Rusia y aumenta la tensión

El proyecto fue aprobado casi por decisión unánime luego de 15 horas de debate nocturno. La bancada del Frente Amplio (FA) estuvo de acuerdo con gran parte del proyecto, apoyando el impuesto a jubilados y a cargos públicos, pero se apuso al resto de los funcionarios públicos. Además, el partido propuso, sin éxito, un agregado de incluir a los sueldos altos de los privados en la ley.

Óscar Andrade, coordinador de la bancada del FA, aclaró antes del comienzo de la sesión que el objetivo del partido es que el impuesto sea “equitativo” entre el sector público y el privado.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“Resultado extraño de una sesión de siete horas”, comenzó el senador del Partido Nacional, Jorge Gandini, en su cuenta de Twitter. “Por unanimidad el Senado aprobó en general el Impuesto Covid, 28/28, pero luego el FA no votó que se aplique a los Funcionarios Públicos y votó a favor que se aplique a los jubilados. Difícil de entender”, sentenció.

El senador por parte de Movimiento de Participación Popular, Alejandro Sánchez, resaltó que el error está en que se les pide a los trabajadores, “pero no al más rico”, según el diario El Observador. “Ni los trabajadores del sector privado con cargos gerenciales de altos sueldos ni los más ricos del Uruguay aportarán al impuesto COVID”, dijo por medio de un tweet.

Existe mayor riesgo de trombos por Covid que por las vacunas, según un estudio británico

La sesión, que se estaba llevando a cabo en el recinto de Diputados para asegurar un mayor distanciamiento, tuvo que cambiar de sitio en medio de la discusión por la necesidad de la Cámara baja de iniciar sus propias funciones. El servicio de limpieza del Palacio higienizó el recinto entre debates.

Durante el 2020, el gobierno de Lacalle Pou aplicó un descuento similar, también durante dos meses, pero en salarios superiores a los 1800 dólares. Gracias a la medida, se recaudaron cerca de 30 millones de dólares.

Agencia Telam y diario El País (Uruguay)