Urgen reformar el sistema migratorio tras caso de migrante detenida con bebé

·4  min de lectura

Los Ángeles, 29 jul (EFE News).- El caso de una guatemalteca que dio a luz en una estación de la Patrulla Fronteriza, y tras ser llevada al hospital fue puesta bajo custodia y obligada a dormir con su recién nacido en una banca de concreto, demuestra la necesidad de una profunda reforma al sistema de inmigración, advirtió hoy jueves la organización Families Belong Together.

“Lo que les pasó a esta inmigrante y su bebé es la muestra de por qué es necesaria una reforma inmediata y total del sistema de inmigración”, advirtió a Efe Paola Luisi, directora de la organización.

“Es necesario que reimaginemos todo el sistema; no hay otra opción”, ahondó la activista en su llamado al Gobierno del presidente Joe Biden.

El pedido urgente se da tras conocerse el informe de la Oficina del Inspector General del Departamento de Seguridad Nacional (OIG DHS) sobre el caso de la migrante guatemalteca que dio a luz en una estación de la Patrulla Fronteriza en California el 19 de febrero de 2020.

La mujer embarazada, su esposo y sus dos hijos fueron detenidos por agentes de la Patrulla y llevados a la estación de Chula Vista. Pocos minutos después de la aprehensión la mujer dio a luz a un bebé apoyada en un bote de basura, según mostraron imágenes de la cámara de vídeo del lugar.

La mujer fue trasladada a un hospital con su hijo, pero después ella y el recién nacido fueron regresados a la estación, donde durmieron en un banco "sin un espacio para dormir para el bebé, como una cuna”, resalta el informe de la OIG DHS.

“Esto es inhumano. Horrible”, resaltó Luisi, y argumentó que el sistema permite estos atropellos porque es “fácil de manipular y está basado en la encarcelación”.

El caso fue investigado después de que a Unión Estadounidense de Derechos Civiles (ACLU) en los condados de San Diego e Imperial (California) presentara el año pasado una denuncia en nombre de la mujer y el tema llegara hasta el Senado estadounidense.

La revisión de la OIG DHS estuvo de acuerdo en parte con la denuncia y encontró que la mujer no debió ser devuelta a la estación de la Patrulla Fronteriza, puesta bajo custodia junto con su bebé y obligada a dormir en ese lugar.

Aunque el informe no encontró irregularidades por parte de funcionarios de la Patrulla Fronteriza, encontró que la agencia no tenía información de cuántas mujeres embarazadas habían sido detenidas porque "no rastreaba consistentemente los embarazos".

La OIG DHS encontró otros 23 casos de recién nacidos detenidos en estaciones de la Patrulla Fronteriza después del parto entre 2016 y finales de 2020, “algunos durante varios días y noches".

El informe también incluye recomendaciones a la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) pidiendo una mayor documentación de los partos que ocurren mientras la madre está bajo la custodia de la agencia (de la que depende la Patrulla Fronteriza), así como prácticas para agilizar la liberación de los recién nacidos estadounidenses.

Al respecto, Monika Y. Langarica, abogada de ACLU, dijo en un comunicado que “las recomendaciones de la OIG solo rascan la superficie de los cambios necesarios para obligar a la CBP a respetar los derechos y la dignidad de las personas embarazadas bajo su custodia”.

A principios de este mes, el presidente Joe Biden dio a conocer una nueva política que prohíbe en gran medida la detención de mujeres embarazadas, lactantes y posparto que hayan sido atrapadas cruzando la frontera ilegalmente.

Sin embargo, Luisi dice que se deben tomar medidas que aseguren que estos casos no volverán a pasar. Advierte que el trabajo de Biden y el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, debe orientarse a realizar una reforma profunda, en colaboración con el Congreso.

La defensora de los inmigrantes opinó que, de no realizarse estas reformas. existe la posibilidad, como pasó con el Gobierno de Donald Trump (2017-2021), de que estos casos se repitan.

Añadió que este caso es solo una muestra de muchos abusos como la separación de familias en la aplicación de la política de “cero tolerancia”, o las esterilizaciones no autorizadas practicadas a inmigrantes detenidas por las autoridades de inmigración en Georgia.

“Es necesario arreglar esto de raíz”, concluyó.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.