Una niña de cuatro años al borde de la muerte por tragar un poco de agua en la piscina

Elianna Grace de cuatro años, y natural de Florida, se encontraba jugando tranquilamente con unos amigos en una piscina cuando sufrió un pequeño accidente, aparentemente, sin importancia, pero que ha hecho que se tema por su vida. Lleva hospitalizada desde el miércoles 18 de abril, después de que su madre, alarmada por la fiebre de su hija acudiera a urgencias.

La pequeña comenzó a tener fiebre pero nada parecía indicar que fuera por lo sucedido en la piscina. (Créditos: Facebook)

Una semana antes de su ingreso la niña jugaba tranquilamente en la piscina de sus abuelos con un cilindro de espuma de polietileno, que se usa habitualmente para flotar y conocido coloquialmente como ‘churro o espagueti de piscina’. La pequeña se encontraba soplando por el hueco central del tubo cuando alguien sopló por el otro lado impulsando agua de la piscina directamente a la garganta de la niña. Tal y como cuenta su madre Lacy, que explicó lo sucedido en un post abierto en Facebook, no le dieron importancia a lo ocurrido.

Jugaba con un churro o espagueti de piscina. (Créditos: Getty Images)

Elianna estaba aparentemente bien y siguió con su vida normal. Dos días después comenzó a tener fiebre, algo que no llamó la atención de sus padres. Pero transcurridos unos días, su madre comenzó a recordar la historia de un niño de Texas que había sufrido intoxicación por tragar agua de piscina y había fallecido. Acudió inmediatamente a un centro de salud, después de un primer examen los médicos la derivaron rápidamente al hospital.

“Su frecuencia cardiaca era anormalmente alta, sus niveles de oxígeno bajos y su piel se estaba poniendo morada, lo que indicaba que tenía una intoxicación química”, explica si madre en Facebook.

Ahora la familia ha compartido su historia para informar a los padres de los peligros de que los niños traguen agua de la piscina. (Créditos: Facebook)

Tenía neumonía por aspiración y tuvo que ser conectada a una máquina de respiración asistida. Se le están suministrando antibióticos pero, por el momento, no puede respirar por sí misma. Lacy compartió la historia en Facebook para alertar a otros padres de los peligros que corren sus hijos cuando les entra agua de piscina con fuerza en la garganta. Además han abierto una página en GoFundMe para recaudar fondos y costear su tratamiento.

También te puede interesar: