Un hombre que murió de covid-19 donó su cuerpo a la ciencia, pero su cadáver fue diseccionado en público en un hotel

·5  min de lectura

El cuerpo de David Saunders, veterano de la Segunda Guerra Mundial que falleció a los 98 años en Louisiana, fue donado a la ciencia luego de que él falleció de covid-19. Pero el uso que se le dio a sus restos fue mucho más cercano a una forma de tétrico entretenimiento que a la rigurosa investigación médica.

La idea de Saunders y su familia era presumiblemente que con la donación de sus restos se realizaría una aportación al progreso de la medicina en beneficio de la humanidad en general, pero lo que sucedió ha causado consternación. El cuerpo fue donado a la empresa Med Ed Labs, con sede en Las Vegas, pero en vez de destinarlo a un centro de investigación médica la compañía se lo vendió al grupo llamado Death Science, según reveló la televisora King 5.

La empresa Death Science cobró hasta 500 dólares por boleto para asistir a una autopsia en vivo realizada en el salón de un hotel de Portland. El cadáver usado, una persona que murió de covid-19 y había donado su cuerpo a la ciencia, habría sido sometido a esa clase de autopsia sin el conocimiento ni el aval expresos de la familia del fallecido. (Captura de video / King 5 TV)
La empresa Death Science cobró hasta 500 dólares por boleto para asistir a una autopsia en vivo realizada en el salón de un hotel de Portland. El cadáver usado, una persona que murió de covid-19 y había donado su cuerpo a la ciencia, habría sido sometido a esa clase de autopsia sin el conocimiento ni el aval expresos de la familia del fallecido. (Captura de video / King 5 TV)

Death Science realiza cursos en línea y eventos presenciales, entre otras cosas, en los que aborda temas como antropología forense, autopsias y en general el manejo de cadáveres y asuntos relacionados con los fallecidos. Y luego de recibir el cuerpo de Saunders, Death Science lo usó el pasado 17 de octubre para diseccionarlo en el salón de un hotel Marriot en Portland, Oregon, ante una audiencia que pagó hasta 500 dólares por persona para presenciar el evento.

Mike Clark, director de una funeraria en Baton Rouge, se encargó de preparar el cuerpo de Saunders para entregarlo a Med Ed Labs y dijo estar "totalmente horrorizado" tras haberse enterado del uso que se le dio a los restos del veterano. Clark dijo que tanto él como su equipo de trabajo, y ciertamente la familia de Saunders, pensaban que sus restos serían destinados a la investigación médica y nunca imaginaron que acabarían siendo el foco de una suerte de macabro espectáculo.

Clark dijo que Med Ed Labs nunca le avisó a él o a la familia de Saunders que el cuerpo del fallecido sería usado de ese modo, aunque Jeremy Ciliberto, fundador de Death Science, afirmó que podría "garantizar que ese hombre supo que su cuerpo sería usado en investigación médica", reportó King 5.

El asunto es que, se alega, más allá de si Ciliberto considera que sus actividades son de investigación médica y de que esa disección fue realizada por un profesor de anatomía retirado, ese evento ciertamente tuvo mucho de espectáculo, pues el evento en el hotel estaba abierto a todo aquel que pagara boleto y no solo a científicos o profesionales de la medicina.

Y el hecho de que se haya cobrado la entrada convirtió a esa actividad en un evento de lucro con un toque de extraño entretenimiento.

Eso no parece compatible con los deseos de Saunders o de su familia, y usar de ese modo el cuerpo del fallecido sin su aval expreso y cabal resulta indigno e irrespetuoso.

Una disección de un cadáver fue realizada en público por el grupo Death Science en un hotel de Portland ante una audiencia que pagó hasta 500 dólares por boleto para asistir. Se acusa que eso se realizó sin el consentimiento previo de la familia del fallecido, quien donó su cuerpo a la ciencia pero no a un evento de lucro. (Captura de video / King 5 TV)
Una disección de un cadáver fue realizada en público por el grupo Death Science en un hotel de Portland ante una audiencia que pagó hasta 500 dólares por boleto para asistir. Se acusa que eso se realizó sin el consentimiento previo de la familia del fallecido, quien donó su cuerpo a la ciencia pero no a un evento de lucro. (Captura de video / King 5 TV)

Clark indicó que su funeraria ha dejado de trabajar con Med Ed Labs y un administrador de esta empresa, Obteen Nassiri, dijo que Ciliberto fue "más que deshonesto" pues les habría dicho que el cuerpo sería utilizado en una clase de medicina.

Practicar una disección de un cuerpo en un hotel ante una audiencia que paga fuertes sumas por ver ese proceso, algo fuera del contexto de una universidad o de un centro de investigación, no sería realmente una clase de medicina, al menos no una con el rigor y la formalidad que se exige. Y ese evento no sería compatible con el digno uso que ha de hacerse de restos humanos donados en buena fe para el progreso de la ciencia.

Por añadidura, esa disección de Death Science se realizó dentro de la Oddities and Curiosities Expo, una exposición que se define a sí misma como un evento que "muestra vendedores, negociantes, artistas y pequeños negocios de todo el país con toda clase de cosas extrañas. Usted encontrará objetos de taxidermia, especímenes conservados, antigüedades, artesanías extrañas, equipos de charlatanería médica, ropa espeluznante, joyería extraña, cráneos y huesos, objetos funerarios de colección y mucho más".

Un evento de tales características luce muy alejado de la práctica de investigación médica.

Tampoco se ha clarificado por qué Med Ed Labs proveyó a Death Science el cuerpo de una persona fallecida de covid-19, dado que los restos serían potencialmente infecciosos y de riesgo para quien entrara en contacto con ellos.

El escándalo de la autopsia de "pago por ver" que Death Science realizó con el cuerpo de Saunders ha sido considerable, y ese grupo canceló un evento similar que tenía revisto realizar en Seattle el pasado 31 de octubre.

Según King 5, DeathScience pagaba a Med Ed Lab "más de 10,000 dólares por cuerpo", aunque no se especificó cuánto.

Sobre la realización de autopsias ante audiencias de paga, "nosotros sentimos que no es respetuoso y ciertamente no es ético", dijo Kimberly DiLeo, directora de investigación del Servicio Médico Forense de Oregon, a KING 5. DiLeo logró convencer al hotel de Portland donde originalmente iba a realizarse ese evento de que lo cancelara, pero Ciliberto movió su actividad a otro hotel, donde se llevó a cabo.

Y Ciliberto tiene previsto seguir con ello: "estamos buscando más ubicaciones en Estados Unidos para 2022", dijo a King 5 en relación con sus eventos con cadáveres.

En tanto, la dignidad y la voluntad de Saunders y su familia quedaron vulneradas de modo severo.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: Niña australiana fue encontrada después de dos semanas desaparecida

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.