El fármaco efectivo contra el covid-19 y gratis en EEUU que ha sido poco aprovechado por los pacientes

·6  min de lectura

¿Por qué una terapia que ha probado ser efectiva para tratar el covid-19, y que es gratis para los pacientes en Estados Unidos, se ha utilizado hasta ahora relativamente poco y solo hasta hace pocas semanas ha comenzado a aprovecharse en cantidades mayores?

La falta de información sobre la disponibilidad del tratamiento, insuficiente promoción al respecto por parte del gobierno federal (que se ha enfocado mucho más en las vacuna) y problemas logísticos y operativos están entre las razones de que un tratamiento gratuito para el paciente, que puede evitar la hospitalización por covid-19 y tiene mínimos efectos secundarios no haya sido hasta ahora más aprovechado por los estadounidenses.

Un trabajador médico prepara la terapia de antivirus monoclonales contra el covid-19 que le aplicará a un paciente. (Reuters)
Un trabajador médico prepara la terapia de antivirus monoclonales contra el covid-19 que le aplicará a un paciente. (Reuters)

Se trata del tratamiento con anticuerpos monoclonales, que se ha mostrado que previene el desarrollo grave de la enfermedad y evita la hospitalización cuando es recibida por el paciente entre 7 y 10 días de que comienzan los primeros síntomas, según reporta The Washington Post.

Para mejorar aún más el panorama, la terapia de anticuerpos monoclonales contra el covid-19 de la farmacéutica Regeneron, que recibió la autorización para uso de emergencia a finales del año pasado, se ofrece en Estados Unidos sin costo para el paciente.

El gobierno federal estadounidense ha comprado más de 1.5 millones de dosis del producto de Regeneron (con una inversión de miles de millones de dólares) y las ha puesto al alcance de los pacientes sin costo alguno, si bien las clínicas que lo administran pueden cobrarle al paciente (o a su seguro médico) lo que les cuesta aplicárselo.

Los anticuerpos monoclonales aportan al cuerpo del paciente capacidad de respuesta inmunológica contra el coronavirus, ayudando a que se detenga la infección, y Regeneron está autorizado para su uso en pacientes con síntomas leves de covid-19 de 12 años o más que no requieren oxígeno adicional ni están hospitalizados. De acuerdo a CNN, esa terapia no parece funcionar en pacientes con covid-19 más avanzado, que necesitan oxigenación adicional y requieren hospitalización.

Hasta ahora, 1.3 millones de dosis se han enviado a clínicas y hospitales en Estados Unidos, sobre todo en estados donde la pandemia ha arreciado, como Florida, Texas y Louisiana, indicó el Post.

La entrada de una clínica especializada en terapia de antivirus monoclonales contra el covid-19 usando el fármaco Regeneron, en Pembroke Pines, Florida. (AP)
La entrada de una clínica especializada en terapia de antivirus monoclonales contra el covid-19 usando el fármaco Regeneron, en Pembroke Pines, Florida. (AP)

Con todo, de esas dosis solo 637,000 han sido usadas hasta el momento, de acuerdo al Departamento de Salud federal, y ha sido hasta este mes de agosto que la aplicación de esa terapia se ha incrementado. Hasta mediados de julio, un promedio de solo 25,000 dosis por semana de Regeneron se habían distribuido en Estados Unidos, cifra que se elevó a 125,000 dosis por semana al 9 de agosto.

La terapia es cara, pues el gobierno federal ha pagado entre 1,500 y 2,100 dólares por cada dosis de Regeneron, pero no le cuesta al paciente. Y un nuevo producto, el sotrovimab de la farmacéutica GlaxoSmithKline, cuesta también 2,100 dólares por dosis, aunque este último no es gratis para los pacientes. Sin embargo, el uso de este fármaco también se ha incrementado considerablemente en días recientes.

Además del desconocimiento sobre su disponibilidad, otros factores habían frenado que los anticuerpos monoclonales se usen más para tratar a pacientes de covid-19. Por ejemplo, el Post cita problemas logísticos y altos costos de manejo de los fármacos (por requerirse personal específico e insumos adicionales) en los que han de incurrir las clínicas y hospitales.

Pero el auge de la variante Delta del coronavirus, mucho más infecciosa, ha creado una nueva urgencia por el uso de ese útil tratamiento, como un arma paralela a la vacuna contra el covid-19.

En todo caso, que esta terapia esté disponible de modo gratuito es sin duda un privilegio de los estadounidenses, pues en muchos países esa opción simplemente es inexistente o reservada a un puñado de pacientes de élite que pueden pagar por ella.

En contrapartida, es notorio que gobernadores que se han opuesto a establecer mandatos de uso de mascarillas (medidas clave para reducir los contagios), como Ron DeSantis de Florida y Greg Abbott de Texas, han promovido la terapia de anticuerpos monoclonales en sus estados (Abbott, que dio positivo de covid-19, la ha recibido él mismo, como la recibió Donald Trump en octubre de 2020).

El fármaco Regeneron (Regen-Cov) ofrece tratamiento de anticuerpos monoclonales contra el covid-19. (Getty Images)
El fármaco Regeneron (Regen-Cov) ofrece tratamiento de anticuerpos monoclonales contra el covid-19. (Getty Images)

Y, relata US News & World Report, se ha criticado que Ken Griffin, uno de los principales donantes políticos de DeSantis, es accionista de Regeneron, por lo que sus opositores han acusado al gobernador de Florida de promover esa terapia de anticuerpos monoclonales (pagada con recursos federales) para beneficiar a Griffin.

Con todo, se ha dicho que Griffin solo es uno de muchos pequeños accionistas de esa farmacéutica y que, en todo caso, el salvador beneficio que la aplicación de Regeneron le aporta a los pacientes de covid-19 justifica su promoción.

El gran reto ahora es, en realidad, que las personas sepan dónde ese tratamiento está disponible en su localidad y que los pacientes con covid-19 acudan a recibirlo en los primeros días de su infección, a fin de que sea efectiva. El diagnóstico y la reacción oportunas son por ello capitales.

El Regeneron también está aprobado como una protección preventiva en personas no vacunadas o no completamente vacunadas que tienen alto riesgo de complicaciones y que aunque no han dado positivo de covid-19 sí han estado expuestas al coronavirus.

La inversión que el gobierno federal ha hecho para que esta terapia esté disponible y sea gratis para los pacientes es muy considerable, por ello (y por sus obvios beneficios médicos) resulta imperativo difundirla y ya se ha promovido la instalación en el país de clínicas especiales para aplicar este tratamiento a pacientes. Con todo, se requieren también recursos adicionales para la operación de esas clínicas, el pago de su personal y otros insumos, y eso ha limitado su difusión, aunque se trabaja también para reducir este problema.

Según el Post, la cantidad de clínicas apoyadas por el Departamento de Salud federal que ofrecen terapia de anticuerpos monoclonales ha pasado de 800 en junio a 200 en la actualidad, y el fármaco ha sido enviado también a unos 6,300 centros en el país.

Pacientes esperan su turno para recibir tratamiento con anticuerpos monoclonales contra el covid-19 en la clínica de terapia con Regeneron en Pembroke Pines, Florida. (AFP)
Pacientes esperan su turno para recibir tratamiento con anticuerpos monoclonales contra el covid-19 en la clínica de terapia con Regeneron en Pembroke Pines, Florida. (AFP)

La pandemia del covid-19 arrecia, impulsada por la infecciosa variante Delta. Pero a diferencia de 2020, cuando no se contaba con vacunas y los tratamientos eran de eficacia reducida, hoy están disponibles en Estados Unidos vacunas contra el covid-19 que protegen eficazmente contra la enfermedad severa y la muerte y, también, terapias como la de anticuerpos monoclonales que, aunque no son la panacea ni son eficaces en todos los casos, pueden minimizar las infecciones tanto en las personas no vacunadas como en aquellas que, aunque hayan recibido la inmunización, se infecten.

Aprovechar al máximo esas armas -reforzadas con el uso responsable de mascarillas y la distancia social, que no han de dejarse de practicar en ningún caso- es un camino claro para frenar al covid-19 y salvar vidas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.