UEFA sanciona a 8 clubes por violar reglas financieras

·2  min de lectura
Presnel Kimpembe, izquierda, y Neymar, del PSG, festejan un gol por la liga francesa ante el Mónaco, en el Parc des Princes de París, Francia, el domingo 28 de agosto de 2022. (AP Foto/Aurelien Morissard) (ASSOCIATED PRESS)

GINEBRA (AP) — Paris Saint-Germain debe pagar 10 millones de euros por violar las reglas financieras de la UEFA, y otros siete clubes también fueron castigados por gastar en exceso desde 2018.

La UEFA indicó que sus investigadores financieros de clubes ordenaron que se retuvieran los premios económicos de torneos europeos por un total de 26 millones de euros de los ocho equipos sancionados según las reglas del juego limpio financiero.

Se podrían imponer otros 146 millones de euros en castigos totales si los clubes no cumplen los objetivos financieros en los próximos tres o cuatro años que pactaron en los acuerdos de liquidación, subrayó la UEFA.

El PSG es el club al que más dinero se le deducirá, seguido por un grupo de equipos italianos: la Roma debe renunciar a un premio económico de cinco millones de euros, el Inter debe renunciar a cuatro millones de euros, la sanción para la Juventus es de 3,5 millones y para el Milan de dos millones.

Las otras deducciones impuestas fueron 600.000 euros a Besiktas y 300.000 euros tanto al Marsella como al Mónaco.

Se prevé que las sanciones que cubren los años financieros de 2018 a 2022 —incluyendo dos temporadas en que los ingresos del club se vieron gravemente afectados por la pandemia de COVID-19— sean las últimas bajo las reglas de juego limpio financiero que la UEFA anunció en abril y que ahora se modificarán.

La UEFA lanzó las normas de juego limpio financiero hace una década para monitorear los ingresos y gastos de los clubes que califican para jugar en sus torneos de clubes para garantizar que se acerquen al punto de equilibrio en su negocio relacionado con el fútbol. A los equipos se les permitieron gastos ilimitados en estadios y proyectos de desarrollo juvenil.

El PSG, respaldado por Qatar, tuvo que pagar a la UEFA 20 millones de euros en 2014, cuando el Manchester City, propiedad de Abu Dabi, tuvo que pagar la misma cantidad, en la primera ronda de casos sancionados bajo las reglas de juego limpio financiero.

Man City fue uno de los 19 clubes nombrados que cumplieron con el estándar de balance solo en tecnicismos, señaló la UEFA, como las concesiones hechas para las temporadas de pandemia cuando muchos partidos se disputaron sin aficionados. Otros equipos de esta categoría fueron Barcelona, ​​Borussia Dortmund, Chelsea, Sevilla y West Ham.

Entre otros casos, el club Porto de la Liga de Campeones fue amenazado con un veto de los torneos de la UEFA por una temporada si no lograba un nuevo objetivo de equilibrio.

Los casos fueron investigados por un panel cuyo nuevo presidente es Sunil Gulati, expresidente de la federación de fútbol de Estados Unidos y miembro del comité ejecutivo de la FIFA, quien es profesor de Economía en la Universidad de Columbia.