Anuncios
Elecciones México 2024:

Cobertura Especial | LO ÚLTIMO

La UE quiere acordar una vía hacia los objetivos de la industria verde

FILE PHOTO: European Union flags fly outside the European Commission headquarters in Brussels

Por Philip Blenkinsop

BRUSELAS, 6 feb (Reuters) - Los representantes de las distintas instituciones de la Unión Europea iniciaron el martes las negociaciones finales sobre nuevas normas para fomentar la producción local de equipos para energía solar y eólica, pilas de combustible y otras tecnologías limpias y garantizar que su industria pueda competir con competidores chinos y estadounidenses.

El bloque aspira a fijar como objetivo para 2030 la producción del 40% de los productos que necesita para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Estos productos abarcarán las energías renovables, el almacenamiento en baterías, las bombas de calor, los electrolizadores, el biogás, la captura de carbono y las redes eléctricas.

La dependencia de Europa respecto a China —que, según las previsiones, tendrá el 80% de la capacidad mundial de fabricación de energía solar— es cada vez mayor. Al bloque le preocupa también que los 369.000 millones de dólares de subvenciones verdes de la Ley de Reducción de la Inflación de EEUU atraigan a los productores europeos a deslocalizarse.

El Parlamento Europeo y Bélgica, que ejerce la presidencia rotatoria del Consejo de la UE, iniciaron el martes por la mañana conversaciones para acordar los últimos detalles de la Ley de Industria Cero Neto.

La Ley de Industria Cero Neto es uno de los principales objetivos de la UE para convertirse no solo en líder mundial en la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, sino también en la fabricación de las tecnologías limpias necesarias.

La ley, que probablemente entrará en vigor a finales de este año, propone agilizar la concesión de permisos para proyectos que impulsen la fabricación en la UE, garantizando que se expidan en un plazo de 18 meses.

Las autoridades públicas que liciten equipos de tecnología limpia, por ejemplo para un parque solar o eólico, también tendrán que adjudicar los contratos basándose no solo en el precio, sino también en criterios medioambientales y garantizando que no más del 65% del suministro proceda de una sola fuente.

Alcanzar el objetivo del 40% de producción será especialmente difícil en el caso de la energía solar, ya que los fabricantes nacionales suministran menos del 3% de los paneles instalados en la UE y luchan por sobrevivir. El sector eólico de la UE es mucho más fuerte, aunque las empresas chinas empiezan a ganar terreno.

Además, aunque la Ley de Industria Cero Neto dará a la UE mayor flexibilidad para apoyar la producción local y pretende coordinar varios fondos comunitarios, no dispondrá de un bote de dinero nuevo que rivalice con la Ley de Reducción de la Inflación de EEUU. El Fondo Europeo de Soberanía no ha llegado a materializarse.

Se espera que las conversaciones del martes se centren en el alcance de la interpretación de la tecnología limpia, como la inclusión de la energía nuclear o de todos los componentes de los equipos, la posibilidad de acortar los plazos de concesión de permisos y la forma de aplicar criterios distintos del precio en las licitaciones.

(Información de Philip Blenkinsop; editado por Kylie MacLellan y Louise Heavens; editado en español por Javi West Larrañaga)