Anuncios

Udinese promete identificar y vetar a fans que profirieron insultos racistas a jugadores del Milan

El árbitro Enzo Maresca habla con el portero del AC Milan Mike Maignan después de que el encuentro se suspendió unos minutos por un incidente racista en el duelo de la Serie A el sábado 20 de enero del 2024. (Andrea Bressanutti/LaPresse via AP)

MILÁN (AP) — El club Udinese de la Serie A prometió trabajar para identificar a los seguidores que profirieron insultos racistas contra el portero del AC Milan Mike Maignan y vetarlos de por vida tras las exhortaciones a las autoridades para que impusieran sanciones más fuertes tras otro fin de semana en el que los duelos de la liga italiana se vieron ensombrecidos por el comportamiento de los aficionados.

Maignan, que es de raza negra, abandonó la cancha durante el duelo de la Serie A ante el Udinese después de que comenzó a escuchar sonidos de mono desde la grada, según describió después. Sus compañeros se unieron al guardameta de 28 años y se suspendió el duelo por cinco minutos. Milan ganó 3-2.

Se espera que el martes un tribunal deportivo de Italia otorgue una sanción Udinese. Este mes, la Lazio fue sancionada con el cierre parcial del estadio por un partido por los gritos racistas contra Romelu Lukaku.

Las autoridades también pueden exigir el veto a individuos —conocido como Daspo— de los estadios por un máximo de cinco años.

“Estamos trabajando para encontrar a los responsables, pueden ser dos o tres personas. No hubo cánticos, pues no lo percibió ni el árbitro o la oficina del fiscal. Hubo uno, dos, tres malas personas y eso es suficiente para que sea algo serio”, aseguró el gerente general del Udinese Franco Collavino. “Ya comenzaron a ver las imágenes de las cámaras del estadio, también escuchamos el audio... la Daspo tiene un límite de tiempo, pero el club puede decidir vetar a aficionados de sus estadios por un periodo más largo. Trabajaremos para vetarlos del estadio de por vida”.

Maignan recibió apoyo en todo el mundo tras el abuso y su comunicado del domingo en el que pidió a las autoridades tomar acciones más severas.

Umberto Calcagno, líder de la Asociación de Jugadores de Italia apoyó su sentir.

“Pelear esta forma de ignorancia es difícil, pero hoy es posible gracias a las reglas de la federación, como en el caso del sábado”, aseguró Calcagno. “Hubo una gran colaboración entre Mike Maignan, el árbitro y los jugadores”.

Ya existe un proceso de tres pasos en el que un partido puede detenerse dos veces antes de abandonar el encuentro, pero el presidente de la FIFA Gianni Infantino sugirió el fin de semana que cualquier aficionado cuyos aficionados abusen con insultos racistas a los jugadores deberían abandonar el juego.

Se han registrado varios incidentes racistas en Italia y otras ligas europeas por años, los casos en Italia han sido dirigidos a Kevin-Prince Boateng, Mario Balotelli y Lukaku, entre otros.