Anuncios

Udinese tendrá que jugar un partido sin público por insultos racistas Maignan

El arquero del AC Milan Mike Maignan durante el partido contra Udinese en la Serie A de Italia, el sábado 20 de enero de 2024, en Udine. (Andrea Bressanutti/LaPresse vía AP)

MILÁN (AP) — Udinese tendrá que disputar su próximo partido de local sin público en las tribunas como sanción por los insultos racistas contra el arquero del AC Milan Mike Maignan.

El juez de la Serie A de Italia tomó la decisión el martes tras el repudio generalizado por los incidentes acaecidos durante el partido del sábado en Udine.

El magistrado Gerardo Mastrandrea mencionó que pese a dos advertencias dentro del estadio a la afición para detener los insultos, la afición presente no reprobó los actos de discriminación. Sin embargo, dado que Udinese cooperó con las autoridades y reaccionó rápidamente para identificar a los hinchas responsables de los insultos, se aplicó la sanción mínima prevista.

No se permitirá el ingreso de aficionados en el Stadio Friuli para el partido contra Monza el 3 de febrero.

Maignan, quien es negro, abandonó el campo de juego tras denunciar que fue víctima de ruidos de mono. El portero de 28 años recibió la solidaridad de sus compañero y el partido estuvo interrumpido durante cinco minutos. Volvieron a la cancha y el Milan se impuso 3-2.

Udinese identificó a uno de los aficionados responsable de los ruidos de mono y le vetó de por vida el lunes, además de prometer hacer lo mismo contra el resto de la “gente mala” en medio de pedidos a las autoridades para que se apliquen sanciones más severas.

Maignan recibió el apoyo de todo el mundo del fútbol y el domingo difundió un comunicado en el que pidió a las autoridades tomar medidas fuertes.

Los incidentes de racismo en el fútbol de Italia y Europa han sido reiterados en los últimos. Las víctimas en Italia incluyen a Kevin-Prince Boateng, Mario Balotelli y Romelu Lukaku.

Este mes, Lazio fue sancionado con el cierre parcial de su estadio para un partido por insultos racistas hacia Lukaku.