Tucumán: confirmaron la muerte de un paciente de 81 años por la bacteria legionella y ya son seis los fallecidos

·4  min de lectura
Familiares de una de las víctimas en el sanatorio Luz Médica, en Tucumán
Familiares de una de las víctimas en el sanatorio Luz Médica, en Tucumán - Créditos: @Fernando Font

SAN MIGUEL DE TUCUMAN.- El brote de neumonía bilateral provocado por la bacteria Legionella se cobró la sexta víctima fatal en lo que va de la semana. Según reportó anoche el ministerio de Salud Pública provincial, el paciente de 81 años y con comorbilidades murió en las últimas horas de ayer y está “vinculado al conglomerado de casos de neumonía bilateral” registrados en esta provincia, con lo que suman seis las víctimas por esta causa.

La quinta muerte por esta bacteria fue informada ayer y se trata de un hombre de 64 años de edad, que presentaba comorbilidades y permanecía internado en grave estado, con asistencia respiratoria mecánica, en un hospital público. Desde la cartera sanitaria señalaron que el paciente está vinculado al conglomerado de casos de neumonía registrado en el sanatorio Luz Médica, ubicado en calle Marcos Paz al 900 de la capital provincial. El sábado se había informado sobre la cuarta muerte, correspondiente a un hombre de 48 años, con comorbilidades, que estaba internado en grave estado en el sector público.

Desde que apareció el brote, hace una semana, se confirmaron al menos once contagios con nexo epidemiológico en la misma clínica, que permanece aislada preventivamente y ayer fue evacuada. Cinco de los pacientes fallecieron, tres continúan internados en grave estado y tres persisten bajo tratamiento ambulatorio con seguimiento domiciliario.

Luego de varios días de incertidumbre en los que se habló de una enfermedad desconocida, las autoridades sanitarias confirmaron ayer que la responsable de la cadena de contagios registrada en la capital tucumana es la bacteria Legionella. El anuncio fue realizado por la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, quien viajó a esta provincia junto a especialistas del Instituto Malbrán para informar sobre los resultados de los análisis realizados por ese organismo a las muestras de los pacientes contagiados en el sanatorio Luz Médica.

La funcionaria informó que los estudios confirmaron la presencia de la bacteria Legionella y aclaró que todavía resta confirmar si se trata del tipo pneumophila.

“Desde el punto de vista sanitario, se confirma que se trata de un brote de Legionella, posiblemente pneumophila”, detalló Vizzotti.

La ministra agregó: “Están descriptos brotes intrahospitalarios de esta enfermedad por vía inhalatoria a través del agua o el aire acondicionado”. Además, Vizzotti aclaró que la patología provocada por la bacteria, denominada legionelosis, no se contagia de persona a persona. “Tiene un tratamiento antibiótico y, por supuesto, tiene un impacto importante en personas en condición de riesgo”, afirmó.

La legionelosis es una afección causada por una bacteria, la Legionella pneumophila, que prolifera en fuentes con agua contaminada y en sistemas hídricos artificiales con mantenimiento deficiente, especialmente en torres de enfriamiento o condensadores de vapor de sistemas de aire acondicionado y refrigeración, y en las cañerías de agua de edificios.

Para prevenir nuevos casos, la clínica Luz Médica, que es donde se produjo la cadena de contagios, fue aislada y evacuada por completo. Un total de 12 pacientes que permanecían en terapia intensiva y otras salas de internación de ese sanatorio, con diferentes dolencias, fueron trasladados ayer hasta el hospital Centro de Salud, donde continuarán con sus tratamientos. Mientras tanto, en el sanatorio se realizarán tareas de desinfección y se realizarán más estudios para tratar de determinar cuál fue el foco infeccioso que originó el brote.

Por su parte, el ministro de Salud de Tucumán, Luis Medina Ruiz, admitió que recibieron con alivio la confirmación sobre el origen etiológico del brote de neumonía. “Hoy pudimos lograr un diagnóstico de un brote que puso en vilo a una Nación y al mundo, incluso algunos hablaban de virus nuevo que se descartó cuando descubrimos que se trata de una bacteria, la legionella, que no contagia de persona a persona y que tiene tratamiento con antibióticos. Eso nos genera tranquilidad”, expresó el funcionario.

La legionelosis, también conocida como “la enfermedad del legionario”, se caracteriza por generar una neumonía con fiebre alta. La misma bacteria también puede ocasionar un cuadro clínico de síndrome febril agudo, afección a la que se denomina “fiebre de Pontiac”.

El desarrollo de la legionella puede ir desde una tos leve hasta una neumonía de carácter grave que cause la muerte, provocada por una progresiva falta de aire en los pulmones, conmoción e insuficiencia multiorgánica.