Trump se solidariza con lucha del coronavirus en Bolivia

·5  min de lectura

LA PAZ (AP) — El presidente estadounidense Donald Trump llamó el sábado a la presidenta interina boliviana Jeanine Áñez para expresarle su solidaridad en la lucha contra el coronavirus en la nación andina.

Mientras tanto, en Venezuela se anunció una decena de nuevos contagios y en Brasil —el país de la región más golpeado por la pandemia— enfrentaba un motín en una prisión situada en la ciudad amazónica de Manaos.

Áñez dijo el sábado en su cuenta de Twitter que el gobierno estadounidense anunció una ayuda inmediata para Bolivia de 750.000 dólares para la compra de equipos de diagnóstico, tras mencionar el respaldo de Trump en los esfuerzos que realiza el país para contener la pandemia.

Bolivia afronta una curva ascendente de contagios con 1.163 casos positivos y 66 fallecidos por la pandemia, por lo cual la mandataria amplió la cuarentena que rige desde el 20 de marzo hasta el 10 de mayo en medio de manifestaciones aisladas en algunos barrios y pueblos en contra de la restricción.

En Venezuela, el registro de personas contagiadas se elevó a 335 con la confirmación de diez nuevos casos, de los cuales ocho están relacionados con el brote que surgió en una academia de béisbol de la Isla de Margarita y otros dos que se detectaron en el centro y occidente del país, anunció el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez. La cifra de fallecidos se mantiene en diez.

Del total de contagiados, 148 están recuperados, 187 se mantienen hospitalizados en centros públicos y privados, entre ellos 70 presentan insuficiencia respiratoria aguda o leve, tres dificultad moderada y dos están en estado grave y en unidades de cuidados intensivos, dijo Rodríguez en una transmisión de la televisora estatal.

El gobierno impuso una cuarentena desde el 16 de marzo luego de la detección de los dos primeros casos. A partir del fin de semana pasado se inició una flexibilización de la cuarentena al permitir a los niños y personas mayores de 65 años salir por algunas horas el sábado y domingo. Las autoridades repitieron la flexibilización este fin de semana.

En Manaos —la capital del estado brasileño de Amazonas y que enfrenta una dura crisis sanitaria por el virus— reclusos de la cárcel Puraquequara se amotinaron para protestar por las malas condiciones del penal y las restricciones de las visitas familiares impuestas como parte de las medidas para frenar los contagios.

Se observó a un grupo de presos trepar hasta una torre de agua para llamar la atención, mientras familiares exigían información afuera del penal.

En Colombia, el presidente colombiano Iván Duque dijo que espera que con la llegada de dos robots adquiridos en Estados Unidos se agilice el proceso de detección del nuevo virus. El objetivo es aumentar a 1,2 millones el número de test en menos de dos meses, en colaboración con medio centenar de laboratorios públicos y privados, destacó.

El último informe del ministerio de salud reporta 7.285 infectados; 324 fallecidos y 1.666 recuperados.

En Argentina, la cifra de contagiados alcanzó los 4.532 y 239 muertos, cuatro más que la víspera.

Argentina realiza 1.407 pruebas por cada millón de habitantes, informó el sábado en rueda de prensa Carla Vizzoti, secretaria de Acceso de Salud.

Las autoridades argentinas señalaron también que 764 trabajadores de salud han resultado contagiados de coronavirus y nueve de ellos ya han fallecido, ocho de los cuales tenían complicaciones previas, apuntó Vizzoti. Los contagios de los profesionales de salud es una de las principales preocupaciones en todos los países donde se lucha contra la pandemia.

En tanto, el presidente paraguayo Mario Abdo anunció que tras una conversación telefónica con Trump, Estados Unidos anunció una donación de 250 respiradores que se suman a un fondo de 1,3 millones de dólares de ayuda anunciados previamente para luchar contra la pandemia.

En Paraguay —que se encuentra bajo cuarentena total desde hace 53 días y hasta el próximo lunes— se registró también un aumento significativo de casos en las últimas horas, llegando a los 333, frente a 266 en el anterior informe, con 10 personas fallecidas.

Ecuador, por su parte, anunció en la jornada que el número de decesos por COVID-19 llegó a 1.371. Otras 1.467 personas probablemente murieron por la misma causa, aunque no se les llegó a hacer las pruebas a tiempo, según las autoridades. Hasta el sábado se contabilizaban 27.464 contagiados en un país que según reportes oficiales ha realizado más de 70.000 pruebas.

El presidente guatemalteco Alejandro Giammattei anunció que ya son 671 los casos positivos en el nuevo coronavirus, más 17 muertos a consecuencia del COVID-19. Del total de casos, dos personas habrían fallecido por otras causas.

El presidente indicó que el domingo anunciaría nuevas medidas para retomar algunas actividades de forma “ordenada y pausada” para ir logrando la recuperación del país, una medida que se toma al tiempo que aumentan los casos positivos del coronavirus.

En América Latina se registraban más de 217.000 contagiados y casi 11.400 muertos, con Brasil a la cabeza de las infecciones y con más de 6.400 decesos.

El coronavirus ha infectado a más de 3,3 millones de personas y causado la muerte a más de 239.000 en todo el mundo, según el Centro de Ciencias e Ingeniería de Sistemas de la Universidad Johns Hopkins, que basa sus datos en los informes de los gobiernos y las autoridades de salud de cada país.

En la mayoría de la gente este virus provoca síntomas leves o moderados que desaparecen en dos a tres semanas, pero en algunas personas, sobre todo los adultos mayores y quienes padecen trastornos de salud subyacentes, puede causar enfermedades más graves e incluso la muerte.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.