Trump propuso un Estado palestino desmilitarizado y con capital en Jerusalén Este

LA NACION

WASHINGTON.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trumppresentó hoy un polémico proyecto de acuerdo de paz entre Israel y las Autoridad Nacional Palestina (ANP), en la Casa Blanca. Rodeado por el primer ministro Israelí, Benjamin Netanyahu, a quien recibió el lunes en el Salón Oval, el mandatario dijo: "Hoy, Israel da un gran paso hacia la paz", y agregó que "esta podría ser la última oportunidad que tendrán" los palestinos para tener un Estado Independiente.

Trump aseguró que el plan contempla que el territorio palestino "sea de más del doble que ahora" y aseguró que "ni israelíes ni palestinos tendrán que abandonar sus casas". Por otra parte, se refirió a una eventual prosperidad económica del nuevo estado que propone: "Se crearán un millón de empleos en Palestina y la pobreza se reducirá a la mitad".

Si bien el presidente propuso congelar por cuatro años el desarrollo inmobiliario israelí en Cisjordania, sostuvo a la vez, como se preveía, la anexión de las colonias israelíes construidas en aquel territorio, que es reclamado por los palestinos. Además, mantuvo su apoyo a la determinación de su aliado político a establecer su capital en Jerusalén, luego del reconocimiento oficial por parte de su gobierno en 2017. "Bajo esta visión, Jerusalén seguirá siendo la capital indivisible de Israel", dijo Trump al respecto.

En tanto, Jerusalén Este sería la capital del futuro Estado palestino. Cabe recordar que las autoridades palestinas reclaman la soberanía de la totalidad de la ciudad, que fue anexada por Israel durante la guerra de los seis días, en 1967.

"Es hora de que el mundo musulmán arregle el error que cometió en 1948 cuando decidió atacar Israel en vez de reconocerlo", dijo el presidente, en referencia al primero de una serie de conflictos armados que enfrentaron al Israel y a sus vecinos árabes.

Rechazo palestino

Trump dijo también que le envió hoy una carta al presidente de la ANP, Mahmoud Abbas , para explicarle en detalle su plan de paz.

Según altos responsables palestinos, el presidente Mahmoud Abbas rechazó en los últimos meses las ofertas de diálogo del mandatario estadounidense y consideraba la propuesta de paz como "ya muerta", por el reconocimiento de Jerusalén como la capital de Israel y la anexión de las colonias en territorio palestino.

Antes de que se produjera el anuncio, el primer ministro palestino, Mohamad Shtayeh, llamó a la comunidad mundial a boicotear el proyecto, que según él es contrario al derecho internacional y busca sobre todo proteger a "Trump de la destitución" y a "Netanyahu de la prisión", en referencia al juicio político que se discute en el Senado de EE.UU. actualmente y al procesamiento hoy de Netanyahu por cargos de corrupción.

El rechazo al proyecto de Trump parece haber provocado un acercamiento entre Fatah (el partido laico que integra Abbas) y el movimiento islamista Hamas, que gobierna Gaza desde hace más de una década. Si bien las dos facciones están enfrentadas desde aquel momento, ambos se oponen a la mediación del actual gobierno estadounidense y participarán hoy de una reunión de "emergencia" de la dirigencia palestina organizada para analizar el plan de Trump.

Agencias AFP y DPA