Trump afirma que él y la reina Isabel “hablaron toda la noche” durante su viaje a Reino Unido

·3  min de lectura

Donald Trump habló con el locutor británico Nigel Farage para compartir más de sus pensamientos sobre la reina Isabel II, a quien calificó de “mujer extraordinaria” con la que tuvo “buena química”.

“Bueno, es un día triste. Es triste en todo el mundo”, respondió el expresidente cuando Farage le preguntó en GB News el jueves por la noche cuáles eran sus impresiones inmediatas al conocer el fallecimiento de la monarca. “Era una mujer extraordinaria... lo hizo tan bien durante tanto tiempo”, añadió, y señaló que “nunca cometió ningún error”.

Farage sacó a colación, en específico, el momento en que el expresidente se reunió con la reina en 2019 y le preguntó qué recordaba el expresidente de ese documentado encuentro.

“Bueno, íbamos a pasar solo un breve momento y tan solo nos llevamos muy bien y pasamos mucho más tiempo de lo que la gente pensaba y fue algo muy bonito”, señaló. “Teníamos buena química. Y luego, como recuerdan, esa noche hubo una gran celebración y me senté junto a la reina, y estuvimos hablando toda la noche. Era increíble. Era increíble hablar con ella y tan inteligente. Su mente era tan ágil y el hecho de estar con ella fue algo muy especial”.

Trump también habló de cómo su madre, Mary Anne MacLeod Trump, era una “tremenda” admiradora de la reina.

“Le encantaba todo lo que tuviera que ver con la reina. Cuando salía la reina [en televisión], mi madre estaba allí viéndola”, relató.

Los comentarios del expresidente en la radio británica se sumaron en gran medida a lo que había compartido en Truth Social horas antes. Trump publicó un mensaje justo después de enterarse de su muerte.

Melania y yo estamos muy tristes de enterarnos de la pérdida de Su Majestad la Reina Isabel II. Junto con nuestra familia y nuestros compatriotas estadounidenses, enviamos nuestras sinceras condolencias a la familia real y al pueblo del Reino Unido durante este momento de gran dolor y pena”, escribió en una serie de posts en su red social.

El expresidente continuó: “Melania y yo siempre apreciaremos el tiempo que pasamos junto a la reina, y nunca olvidaremos la generosa amistad de Su Majestad, su gran sabiduría y su maravilloso sentido del humor. Qué gran y hermosa dama era: ¡no había nadie como ella!”.

El presidente de un mandato visitó el Palacio de Buckingham en 2019 después de que la reina le invitara a él y a Melania Trump a una visita de Estado. Fue un encuentro que, en su momento, se consideró que solo subrayaba las diferencias ideológicas entre ambos líderes.

“Después de los sacrificios compartidos de la Segunda Guerra Mundial, Gran Bretaña y Estados Unidos trabajaron con otros aliados para construir una asamblea de instituciones internacionales, para asegurar que los horrores del conflicto nunca se repitieran”, declaró entonces la reina, al referirse a instituciones como la OTAN, que Trump ha criticado en repetidas ocasiones. “Aunque el mundo ha cambiado, tenemos siempre presente el propósito original de estas estructuras: naciones que trabajan juntas para salvaguardar una paz ganada a duras penas”.

Durante su entrevista con Farage, Trump elogió a la reina por su “brillante” capacidad para sortear los obstáculos políticos y “mantenerse al margen de la controversia”, a pesar de que “siempre hubo controversia con la familia”.

Contó una anécdota en la que le preguntó a la monarca reinante “¿quién era su presidente favorito?” y ella respondió: “Me gustan todos”.

“Esto es un acontecimiento mundial”, señaló, y admitió que “era un día que se veía venir” pero un “acontecimiento muy triste”.