Anuncios

Tropas paquistaníes matan a 22 insurgentes tras ataques en represalia por bombardeos en Irán

QUETTA, Pakistán (AP) — Las fuerzas de seguridad paquistaníes mataron esta semana a 22 insurgentes en una operación contra separatistas baluches, que habían realizado atentados con agresores suicidas y hombres armados en represalia por los ataques aéreos paquistaníes del mes pasado contra escondites insurgentes en Irán, según dijeron funcionarios el jueves.

Cuatro agentes de seguridad y dos civiles murieron antes del amanecer del lunes cuando los insurgentes atacaron con lanzacohetes instalaciones de seguridad en Mach, un distrito de la provincia de Baluchistán. El ilegalizado Ejército de Liberación de Baluchistán (BLA, por sus siglas en inglés) reivindicó los ataques coordinados, que continuaron hasta el martes por la noche.

Jan Achakzai, vocero del gobierno en Baluchistán, dijo que la situación en Mach estaba bajo control tras la muerte de 22 insurgentes.

La violencia en Mach se produjo después que el BLA amenazara con atacar a las fuerzas de seguridad tras los bombardeos paquistaníes del 18 de enero sobre sus campamentos en Irán, en los que murieron al menos nueve personas. Esos bombardeos respondían a un ataque iraní en territorio paquistaní que parecía ir dirigido contra un grupo baluche distinto con objetivos separatistas similares.

Tras los ataques cruzados, los dos gobiernos acordaron el lunes mejorar su cooperación de seguridad, aunque antes se habían acusado mutuamente de dar cobijo a los grupos armados del otro lado de la frontera.

En los últimos días se han registrado varios ataques en Baluchistán.

También el jueves explotó una bomba en Quetta que mató a un hombre e hirió a otros tres.

Quetta es la capital de la provincia de Baluchistán, donde también operan milicianos islamistas.

La semana pasada, hombres armados no identificados mataron a tiros a nueve jornaleros paquistaníes en Irán, lo que llevó a Pakistán a pedir una investigación sobre el suceso. Los cuerpos de esos trabajadores fueron repatriados a Pakistán el jueves.

Aún no estaba claro quién era responsable del ataque del sábado contra una vivienda en la provincia iraní de Sistán y Baluchistán. Tres paquistaníes heridos en el ataque seguían recibiendo atención médica en un hospital iraní.

Teherán entregó los cuerpos de los fallecidos en el paso fronterizo de Taftan, según el administrador del gobierno local Waqar Kakar. Los cuerpos se trasladarían en avión a la ciudad de Multan, y desde allí se llevarían a sus poblaciones natales, añadió.