Anuncios

Funcionarios médicos: Cuatro trabajadores de World Central Kitchen mueren por ataque israelí en Gaza

DEIR AL BALAH, Franja de Gaza (AP) — Un aparente ataque aéreo israelí cobró la vida de cuatro trabajadores extranjeros de la organización humanitaria World Central Kitchen y de su conductor palestino la noche del lunes, horas después de que el grupo llevó un nuevo cargamento de alimentos a través de una ruta marítima que se espera que se convierta en una línea vital alternativa para el norte de Gaza, región que ha quedado aislada y está al borde de la inanición debido a la ofensiva de Israel.

Imágenes de video mostraban los cinco cadáveres en el Hospital Mártires de Al-Aqsa del poblado de Deir al Balah, en el centro de la Franja de Gaza. Varios de los cuerpos aún portaban equipo de protección con el logotipo de la organización. Personal del hospital mostró los pasaportes de tres de los fallecidos: eran de Reino Unido, Australia y Polonia. De momento se desconoce la nacionalidad del cuarto trabajador humanitario.

Las fuerzas armadas de Israel indicaron que se llevaría a cabo una revisión “para comprender las circunstancias de este trágico incidente”.

World Central Kitchen (WCK), la organización que fue fundada por el reconocido chef José Andrés, informó que estaba al tanto de los reportes y “compartirá más información una vez que hayamos recolectado todos los hechos”.

“Esta esa una tragedia. Los trabajadores de ayuda humanitaria y los civiles nunca deberían ser un blanco. Nunca”, dijo la portavoz de World Central Kitchen, Linda Roth, en un comunicado.

Mahmoud Thabet, paramédico de la Media Luna Roja Palestina que fue parte del equipo que llevó los cuerpos al hospital, dijo a The Associated Press que los trabajadores viajaban en una caravana de tres vehículos que salían del norte de Gaza cuando fueron impactados por un misil israelí. Thabet añadió que personal de WCK le indicó que el equipo había estado en el norte de Gaza coordinando la distribución de un nuevo cargamento de ayuda y se dirigía de regreso a Rafah, en el sur del territorio.

No se pudo confirmar de manera independiente la fuente del ataque

Tres barcos de ayuda procedentes de Chipre atracaron el lunes con alrededor de 400 toneladas de alimentos y suministros en un cargamento que fue organizado por WCK y los Emiratos Árabes Unidos. Fue el segundo envío del grupo, luego de que una embarcación descargó 200 toneladas de ayuda el mes pasado como parte de una prueba. Las fuerzas armadas israelíes estuvieron involucradas en la coordinación de ambas entregas.

Estados Unidos ha calificado la nueva ruta marítima como otra manera de entregar ayuda urgente al norte de Gaza, en donde Naciones Unidas ha dicho que buena parte de la población está al borde de la inanición luego de que las fuerzas armadas israelíes la han dejado aislada del resto del territorio. Israel ha prohibido que la UNRWA, la principal agencia de la ONU en Gaza, participe en la entrega de asistencia en el norte, y otros grupos humanitarios aseguran que enviar caravanas de camiones al norte del territorio resulta demasiado peligroso debido a que las fuerzas armadas no garantizan un paso seguro.

El ataque se produjo horas después de que las fuerzas israelíes pusieron fin a un operativo de dos semanas en el hospital de Shifa, el más grande de Gaza. Dejaron la instalaciones prácticamente destruidas y la franja de devastación se extendió a los vecindarios aledaños. Imágenes mostraban que los edificios principales del complejo de Shifa habían quedado reducidos a escombros calcinados.

Israel afirmó que lanzó el asalto a Shifa debido a que operadores de Hamás se habían reagrupado en ese lugar y planeaban ataques. El ejército señaló que sus fuerzas mataron a 200 milicianos en el operativo, aunque no se pudo confirmar de manera independiente que todos fueran combatientes, y palestinos que acudieron al lugar tras el retiro de las tropas encontraron cuerpos de civiles.

___

Magdy informó desde El Cairo y Goldenberg desde Tel Aviv. Jerusalén.