Tribus indígenas en EEUU acuerdan comprar tierras históricas

·3  min de lectura

SIUOX FALLS, Dakota del Sur, EE.UU. (AP) — Dos tribus indígenas en Dakota del Sur acordaron comprar tierras cerca del Sitio Histórico Nacional de Wounded Knee, donde ocurrió la masacre de Wounded Knee de 1890. En esa matanza, soldados estadounidenses asesinaron a centenares de hombres, mujeres y niños Lakota, en un intento por suprimir Ghost Dance, un movimiento religioso Lakota.

Las víctimas fueron sepultadas en una tumba colectiva en un cementerio católico cercano.

La tribu Oglala Sioux pagará 255.000 dólares y la tribu Cheyenne River Sioux pagará 245.000 por el sitio en la Reserva Indígena de Pine Ridge.

El derramamiento de sangre marcó un momento fundamental en las batallas que el ejército de Estados Unidos libró contra los pueblos originarios.

“Es un pequeño paso hacia la curación y realmente nos aseguramos de que nosotros, como tribu, estemos protegiendo nuestras zonas y activos críticos”, explicó el presidente de la tribu Oglala Sioux, Kevin Killer, a The Associated Press.

Killer agregó que la resolución de las tribus para la compra de las tierras exige que se conserve como un sitio sagrado. “Todavía hay muchos artefactos y elementos sin resolver que deben dejarse intactos”, afirmó.

Marlis Afraid of Hawk, una integrante de la tribu Cheyenne River Sioux cuyo abuelo, Albert Afraid of Hawk, sobrevivió a la masacre de 1890 cuando tenía apenas 13 años, dijo estar encantada de ver que las tribus tomen posesión del lugar. Ella dijo que continúa con la tradición oral de contarles a sus nietos cómo su abuelo sobrevivió huyendo por un barranco después de que a un soldado de caballería estadounidense le falló su rifle y no pudo dispararle.

La mujer dijo esperar que el sitio pueda usarse para “educar a las personas que vienen a ver el sitio de la masacre”.

“Necesitan conocer la historia. Tiene que venir a través de la verdadera gente Lakota”, afirmó.

Las dos tribus acordaron pedirle al Departamento del Interior de Estados Unidos que asuma custodia de la tierra en fideicomiso a nombre de las dos tribus, reportó el diario Indian Country Today.

El Departamento del Interior supervisa los recursos naturales y el ambiente del país, incluso parques nacionales y perforación submarina. Sus funciones no corresponden con las de los ministerios del Interior en otros países.

El acuerdo pone fin a una disputa de décadas y el título de la tierra quedará a nombre de la tribu Oglala Sioux.

James Czywczynski adquirió la propiedad en 1968. Su esposa, Jeanette Czywczynski, se convirtió en la única dueña de la tierra al enviudar en 2019.

La familia Czywczynski operó un museo y puesto de ventas allí hasta 1973, cuando manifestantes del Movimiento Indígena Estadounidense ocuparon el sitio y destruyeron el puesto y la vivienda de los Czywczynski.

El enfrentamiento de 71 días, que dejó dos miembros tribales muertos y un agente federal herido gravemente, atrajo mayor atención nacional sobre los problemas de los indígenas en el país y fue motivo de un amplio movimiento de protestas.

La familia se mudó del área y puso a la venta las tierras, pidiendo 3,9 millones de dólares por la parcela de 40 acres (16,2 hectáreas) más cercana al sitio de la masacre. La tierra, incluso otro lote adyacente de 40 acres, había sido valorada en 14.000 dólares.

En 2013, el astro de cine Johnny Depp anunció un plan para comprar la propiedad y donarla a la tribu Oglala Sioux. Depp, que interpretó el papel de Tonto en una nueva versión de la película “El Llanero Solitario”, fue criticado por tratar de capitalizar la película haciendo afirmaciones no sustanciadas de tener él mismo ascendencia indígena. Al final, Depp no procedió con la compra.