El Tribunal Supremo de Texas permite que entre en vigor la prohibición del aborto

·2  min de lectura

El Tribunal Supremo de Texas permitió el viernes la entrada en vigor de una polémica ley estatal de 1925 que prohíbe el aborto, y con eso anular la resolución de un tribunal inferior. Es el último paso en el retroceso del derecho al aborto en todo el país después de que el Tribunal Supremo de EE.UU. anulara el caso Roe vs. Wade.

En junio, después de que el Tribunal Supremo de EE.UU. anulara el caso Roe, que establecía el derecho constitucional federal al aborto, entró automáticamente en vigor la prohibición del aborto de 1925 en Texas.

La ley había permanecido en los libros del estado durante el siglo anterior, a pesar de que el aborto ha estado protegido a nivel federal durante las últimas cinco décadas.

Un grupo de clínicas abortistas presentó una demanda para impedir que se restableciera la antigua ley, argumentando que los tribunales la habían interpretado como derogada e inaplicable después de Roe.

Un juez del condado de Harris bloqueó temporalmente la aplicación de la prohibición, que contempla sanciones de prisión para quienes practiquen el aborto.

La sentencia permitió que los abortos en las clínicas demandadas continuaran de manera temporal hasta las seis semanas de embarazo, el umbral de las restricciones al aborto aplicadas más recientemente en Texas.

El estado de Texas impugnó la sentencia y solicitó una reparación de urgencia al Tribunal Supremo del estado.

El fiscal general de Texas, Ken Paxton, celebró la resolución del Tribunal Supremo en Twitter el sábado por la mañana, calificándola de “victoria provida” para “los bebés no nacidos de Texas”.

Los defensores del aborto, por su parte, lamentaron la resolución.

“Los políticos extremistas están en una cruzada para obligar a las texanas a continuar su embarazo y a dar a luz en contra de su voluntad, sin importar lo devastadoras que sean las consecuencias”, señaló Julia Kaye, abogada del Proyecto de Libertad Reproductiva de la ACLU, a The New York Times.

La sentencia es solo una resolución temporal del caso.

Se ha programado otra audiencia en el caso para finales de este mes.

Texas se acercaba a la prohibición total del aborto incluso antes del fin de Roe vs. Wade.

El año pasado, el gobernador Greg Abbott promulgó la llamada Ley del Latido de Texas, que prohibía los abortos después de las 6 semanas, momento en el que la mayoría de las personas aún no saben si están embarazadas.

La ley suscitó polémica porque no hacía excepciones para las víctimas de violación, abuso sexual o incesto.

También incluía una novedosa disposición que ofrecía recompensas similares a las de los ciudadanos de a pie que ayudaran a aplicar la ley.

La resolución del Tribunal Supremo de Texas es un reflejo de la del alto tribunal de Ohio, que denegó el viernes una moción de suspensión de emergencia de la prohibición del aborto de seis semanas en el estado.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.