El Tribunal de Cuentas Europeo da la alarma sobre la protección de los mares de la UE

Por Kate Abnett
·2  min de lectura
Imagen de archivo referencial de una gaviota tomada desde el barco Phoenix en el Mar Mediterráneo frente a la costa de Libia en el atardecer

Por Kate Abnett

BRUSELAS, 26 nov (Reuters) - La labor de protección de los mares llevada a cabo por la Unión Europea no está logrando frenar la pérdida de biodiversidad ni prevenir la sobrepesca, siendo el del Mediterráneo un caso de amenaza excepcionalmente alto, según un informe del Tribunal de Cuentas Europeo publicado el jueves.

Los países de la Unión Europea han dado un estatus de protección a alrededor del 11% de su territorio marítimo, que puede incluir restricciones a la pesca, a la exploración de hidrocarburos y al transporte marítimo.

Sin embargo, sólo un 1% está sometido a un régimen de protección estricto, mientras que en muchas áreas se está fallando en la protección de especies vulnerables ante amenazas tales como la pesca de arrastre ilegal, según dijo el Tribunal de Cuentas Europeo (TCE).

"La acción de la UE no ha podido restituir los mares de Europa a un buen estado medioambiental, ni ha conseguido que la pesca vuelva a niveles sostenibles", dijo João Figueiredo, del TCE, en una nota de presentación del informe. "Nuestra auditoría constituye una señal clara de alarma en cuanto a la protección de los mares europeos".

La auditoría analizó los mares de España, Francia, Italia y Portugal y dijo que la UE debe considerar la posibilidad de proteger más zonas del Mediterráneo de la pesca, ya que puede dañar el fondo marino y causar la captura accidental de tiburones, aves marinas y tortugas.

La pesca en el Mediterráneo supera en más del doble los niveles sostenibles, según la auditoría, mientras que en el Atlántico la política pesquera común de la UE ha comenzado a mejorar las poblaciones de peces.

Las aves, los tiburones y las rayas presentan unos estados de biodiversidad negativos en el Mediterráneo.

Los mares de Europa sostienen aproximadamente 6 millones de empleos y negocios entre los que se incluye la energía "offshore", la pesca y el turismo.

"Hay margen de mejora", dijo una portavoz de la Comisión Europea, añadiendo que esta trabajará con los Estados miembros para implantar medidas de protección. La UE y los Estados miembros comparten la responsabilidad de las políticas medioambientales.

El bloque de 27 países se ha comprometido a proteger el 30% de sus tierras y mares para 2030, un objetivo que se discutirá en una cumbre que se celebrará el próximo año en China, donde cerca de 200 países negociarán un tratado de protección de la naturaleza.

(Información de Kate Abnett; traducido por Darío Fernández en la redacción de Gdansk)