Un tren descarrila en Escocia y deja al menos tres muertos

·2  min de lectura
Ambulancias y vehículos de emergencia junto al lugar del accidente, cerca de la localidad de Carmont, Stonehaven, Escocia

Un tren descarrila en Escocia y deja al menos tres muertos

Ambulancias y vehículos de emergencia junto al lugar del accidente, cerca de la localidad de Carmont, Stonehaven, Escocia

LONDRES, 12 ago (Reuters) - Un tren descarriló el miércoles en la costa este de Escocia dejando al menos tres muertos y varios heridos de gravedad, según indicó la agencia estatal de noticias PA Media y confirmó después la policía.

La primera ministra escocesa, Nicola Sturgeon, dijo que recibió informes en los que se informaba que había varios heridos de gravedad y tachó el accidente de extremadamente serio.

Tras el siniestro, las imágenes de televisión mostraban una columna de humo saliendo de una zona boscosa cerca de Stonehaven, justo al sur de la ciudad petrolera de Aberdeen, donde el tren, de la compañía ScotRail, se salió tras la fuertes lluvias caídas durante la noche.

"Este es un accidente extremadamente serio (...) Network Rail y los servicios de emergencia me mantienen informada. Todos mis pensamientos están con las personas afectadas", dijo Sturgeon.

El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, indicó por su parte que le entristecía el "gravísimo incidente" en Aberdeenshire y que sus pensamientos estaban con todos los afectados.

La policía recibió la noticia de que un tren había descarrilado cerca de Stonehaven, una ciudad a 15 km al sur de Aberdeen, a las 0940 a.m. del miércoles.

La zona en la que tuvo lugar el descarrilamiento ha sufrido inundaciones en los últimos días y algunos medios indicaron que un desprendimiento de tierras pudo haber sido la causa del accidente, extremo que todavía no se ha confirmado.

"Los servicios de emergencia están actualmente presentes" en el lugar del siniestro, dijo una portavoz de la Policía de Escocia.

En imágenes de televisión se pudo ver a dos helicópteros cerca del lugar en el que descarriló el tren, que al parecer es de difícil acceso, así como a unos 30 vehículos de la policía y varias ambulancias.

Reino Unido cuenta con uno de los índices más bajos de Europa en accidentes de tren, según datos de Eurostat.

Los siniestros más graves de las últimas décadas fueron una colisión de trenes ocurrida en 1991 en Ladbroke Grove, en Londres, en la que murieron 21 personas, y un accidente cerca de Selby, en el condado de Yorkshire, que dejó 10 muertos.

(Información de Paul Sandle y William Schomberg; editado por Kate Holton y Estelle Shirbon; traducción de Jorge Martínez)