De qué tratan los libros infantiles de autores reprendidos en Hong Kong

·3  min de lectura

Las autoridades de Hong Kong condenaron por sedición a cinco escritores por publicar una serie de libros infantiles, informó este jueves Human Rights Watch.

Este miércoles el Tribunal de Distrito declaró a los autores culpables de “conspirar para imprimir, publicar, distribuir o mostrar publicaciones seditas” en virtud de la Ordenanza de Delitos.

El grupo de escritores se enfrenta a hasta dos años de prisión después de una audiencia de mitigación programada para el próximo sábado.

Los fiscales sostuvieron que los tres libros de los acusados, una serie titulada “Sheep Village” sobre una bandada de ovejas que se resisten al gobierno tiránico de una manada de lobos, difundieron ideas “separatistas”. Ello, indican, al retratar al gobierno chino como un “estado de vigilancia brutal, autoritario”, temido y adorado por su pueblo.

Sostuvieron que los libros se utilizaron para “untar fuerzas anti-China y anti-Hong Kong”. La fiscalía dijo sin fundamento que tales ideas podrían “detezar” la soberanía del gobierno chino sobre Hong Kong, señaló HRW.

LA DRAMÁTICA DISMINUCIÓN DE LAS LIBERTADES

“La gente solía leer sobre el absurdo enjuiciamiento de la gente en China continental por escribir alegorías políticas, pero esto ahora está sucediendo en Hong Kong”, dijo Maya Wang, investigadora principal de China en Human Rights Watch.

“Las autoridades deben revertir esta dramática disminución de las libertades y anular las convicciones de los cinco autores de libros infantiles”.

Los cinco escritores son: Lorie Lai Ming-ling, Melody Yeung Yat-yee, Sidney Ng Hau-yi, Samuel Chan Yuen-sum y Marco Fong Tsz-ho. Todos ellos con edades de entre 25 a 28 años.

“Ellos son logopedas y miembros del comité ejecutivo de la Unión General de Terapeutas del Habla de Hong Kong, un sindicato prodemocracia. En julio y agosto de 2021, la policía de seguridad nacional de Hong Kong los acusó formalmente de sedición. Fueron detenidos durante casi un año antes de ser juzgados. En octubre de 2021, el gobierno eliminó el Sindicato General del registro de sindicatos”.

Los libros de “Sheep Village”, publicados en 2020 y 2021, describen los eventos que llevaron a las protestas de 2019 en la región. “Las obras crean conciencia sobre los 12 activistas de Hong Kong mantenidos en régimen de incomunicación en China continental. A su vez, critican al gobierno de Hong Kong por mantener abiertas las fronteras con China al comienzo del brote de Covid-19”.

EL CRIMEN DE “SEDICIÓN”

Desde 2020, los fiscales han utilizado cada vez más el crimen de “sedición”, un crimen arcaico y demasiado amplio, para reprimir la disidencia pacífica, indica HRW.

El gobierno colonial británico introdujo la Ordenanza de Sedición en 1938 y la utilizó principalmente contra los partidarios del Partido Comunista Chino involucrados en los mortales disturbios de 1967 en Hong Kong.

Desde entonces, y antes de que el gobierno del Reino Unido transfiriera la soberanía de Hong Kong a China en 1997, el gobierno colonial no había utilizado la ley de sedición, que consolidó en la Ordenanza de Crímenes en 1971. N

Newsweek en Español te recomienda también estas notas:

De qué hablamos cuando hablamos de libros y lectores

Mujeres latinoamericanas pueblan cárceles de Hong Kong por tráfico de drogas

Un libro es devuelto con 76 años de retraso; la biblioteca revoca multa