Hay dos tormentas tropicales en el Atlántico. Se pronostica que una se convierta en huracán

·3  min de lectura

De las dos tormentas tropicales y una perturbación que se encontraron el sábado en la región del Atlántico, el Centro Nacional de Huracanes (NHC) pronostica que una se convertirá en huracán, una se disipará para el lunes, y la perturbación no tendrá un desarrollo más grande que el que tiene en la actualidad.

Tormenta Tropical Colin

En la actualización de las 11 a.m., la Tormenta Tropical Colin, con sus vientos sostenidos de 40 millas por hora (mph), se encontraba a unas cinco millas al oeste de Myrtle Beach, Carolina del Sur, y se desplazaba hacia el noreste a razón de 7 mph. Los vientos de tormenta tropical se extendían a unas 80 millas del centro de la tormenta.

No se vaticina que la fuerza de la tormenta cambie mucho antes que desaparezca el lunes. Inundaciones repentinas debido a las lluvias son posibles en Carolina del Norte. Olas “muy peligrosas” y corrientes de resaca tampoco se descartan a lo largo de la costa de las dos Carolinas.

Los residentes que viven al sur de Little River, en Carolina del Sur, ya no están bajo una advertencia de tormenta tropical. Los residentes que viven en Pamlico Sound o al norte de Little River y al sur de Duck, Carolina del Norte, siguen bajo advertencia de tormenta tropical.

“Se espera un movimiento ligeramente más rápido de noreste a este-noreste durante el próximo día o dos días”, dijo el pronóstico de las 11 a.m. del NHC. “En la trayectoria pronosticada, se espera que el centro de Colin se mueva hacia el noreste a lo largo o tierra adentro de las costas de Carolina del Sur y Carolina del Norte hasta el domingo por la mañana, y luego emerja sobre el Océano Atlántico occidental el domingo por la noche”.

La trayectoria pronosticada a las 11 a. m. del 2 de julio para la tormenta tropical Colin.
La trayectoria pronosticada a las 11 a. m. del 2 de julio para la tormenta tropical Colin.

Tormenta Tropical Bonnie

Al igual que Colin, Bonnie trae vientos sostenidos de 40 mph. Bonnie está localizada a unas 65 millas al sur de Managua, Nicaragua y a 140 millas al noroeste de Cabo Blanco, Costa Rica, y se mueve hacia el oeste a 15 mph. Los vientos de tormenta tropical se extienden a unas 70 millas del centro de la tormenta.

Los gobiernos de Nicaragua y Costa Rica terminaron la advertencia de tormenta tropical para sus costas en el Mar Caribe. Los residentes que viven en Cabo Blanco, Costa Rica y en las fronteras con Nicaragua y Honduras, siguen bajo una advertencia de tormenta tropical. Los residentes de las costas del Pacífico de El Salvador, Guatemala y el sur de México deben seguir con atención el desarrollo de Bonnie.

“Se espera para esta noche, un giro al oeste-noroeste, y se cree que podría continuar así en los próximos días”, dijo el NHC en su boletín de las 11 a.m. “Se pronostica que Bonnie se aleje de Nicaragua y avance paralela a las costas de Centroamérica y el sur de México en los próximos días.

“Se pronostica un poco de fortalecimiento en las próximas 48 horas, y entonces se prevé que Bonnie se convierta en huracán”.

El cono de pronóstico de las 11 a. m. del 2 de julio para la tormenta tropical Bonnie.
El cono de pronóstico de las 11 a. m. del 2 de julio para la tormenta tropical Bonnie.

Disturbio Número 1

Esta es una onda tropical que vendría acompañada de vientos, lluvias y tormentas que afectarían a las Islas de Barlovento y la zona este del Mar Caribe. La posibilidad de que se forme como una tormenta tropical en los próximos cinco días es de solo un 10%.

Traducción de Jorge Posada