Anuncios

La peor tormenta en 30 años en Noruega causa destrucción y apagones

Embarcaciones en el muelle de Bodo, en el noreste de Noruega, permanecen en las aguas en medio de condiciones climatológicas extremas, el jueves 1 de febrero de 2024. (Per-Inge Johnsen/NTB Scanpix vía AP)

COPENHAGUE, Dinamarca (AP) — La peor tormenta que ha azotado Noruega en más de tres décadas arrancó tejados, aumentó el riesgo de avalanchas, causó la cancelación de vuelos y cortó el suministro eléctrico al arrasar partes del país escandinavo el jueves.

Los vientos huracanados incluyeron rachas que alcanzaron los 180 kilómetros por hora (112 mph) en algunas partes. Un nuevo récord nacional de ráfagas del viento de 195,8 km/h (121,7 mph) se registró a primera hora del jueves en la isla de Soemma, informó el Instituto Meteorológico Noruego.

Cerca de Laerdal, un pequeño y pintoresco pueblo al noreste de Bergen, la segunda ciudad más grande de Noruega, un autobús con 14 pasajeros se salió de la carretera pero no se reportaron heridos, indicó la policía.

Algunos lugares estaban inundados y las aerolíneas y las operadoras de ferrys suspendieron temporalmente sus servicios. Tanto el miércoles como el jueves se reportaron cierres de escuelas, carreteras, túneles y puentes a causa de las fuertes ráfagas, la lluvia y la nieve. Se estima que 12.000 hogares se quedaron sin electricidad.

También se registraron ráfagas con fuerza de huracán durante la noche en Suecia. El Instituto Meteorológico e Hidrológico Sueco emitió una alerta roja, su máximo nivel, para la parte occidental del distrito de Norrbottens, fronterizo con Noruega. Medios de noticias de la región publicaron que las escuelas cerraron en la ciudad sueca de Kiruna.

El meteoro, bautizado como “Ingunn” por los meteorólogos noruegos, tocó tierra en el centro del país el miércoles por la tarde antes de dirigirse al norte el jueves. El Instituto Meteorológico activó una alerta roja para la región ártica y varias advertencias de avalancha.

Las ventanas de un hotel en Bodo, una ciudad del distrito de Nordland, se estrellaron, afirmó la policía, añadiendo que el centro de Bodo fue posteriormente cerrado ante “una situación de peligro para la vida y la salud”.

Autoridades del Hospital Universitario del Norte de Noruega indicaron que parte del techo resultó dañado en sus instalaciones en la isla más grande de Noruega, Hinnoeya. Las fotos de los medios noruegos mostraban un helipuerto lleno de escombros.

“Las tejas vuelan por todas partes en diferentes puntos de la ciudad y la visibilidad es mala”, dijo el portavoz de la ciudad de Harstad, Oivind Arvola, a la emisora ​​noruega NRK. La policía local confirmó que había escombros volando.

La Dirección Noruega de Recursos Hídricos y Energía, conocida como NVE, emitió sus máximas advertencias de avalanchas para la mayor parte del sur y centro de Noruega para los próximos días. La agencia también advirtió sobre un riesgo considerable de deslizamientos de tierra, aludes e inundaciones repentinas durante el mismo período.

Las autoridades recibieron durante la noche entre 40 y 50 avisos de personas afectadas por la tormenta y esperaban más el jueves, explicó Bjornar Gaasvik, portavoz de la policía en la región de Troendelag, a la agencia noticiosa noruega NTB.

Por el momento es demasiado pronto para hacer una estimación del costo de los daños causados por el meteoro, dijo Sigmund Clementz, de la aseguradora IF, al periódico noruego VG.

Al sur de Dinamarca, el puente Storebaelt que une dos importantes islas danesas permaneció cerrado al paso de vehículos con remolques ligeros debido a los fuertes vientos.

La tormenta azotó el mismo lugar que en 1992 se vio afectado por un huracán en Año Nuevo, uno de los meteoros más potentes en la historia de Noruega, según VG.