Tormenta invernal azota noreste de EEUU

Por COLLEEN LONG y MICHAEL HILL
Un cartel en la autopista advierte a los conductores sobre la llegada de una tormenta, en Fort Lee, Nueva Jersey, el 13 de marzo de 2017. El noreste de Estados Unidos se prepara para una tormenta que se espera barra la región de Nueva York y que podría ser la mayor tormenta de la temporada. (AP Foto/Seth Wenig)

NUEVA YORK (AP) — Una tormenta invernal azotó el martes el noreste de Estados Unidos, donde arrojó más de 30 centímetros (un pie) de nieve en algunas zonas, y paralizó la mayor parte del corredor entre Washington y Boston, luego de que febrero transcurriera apaciblemente e hiciera pensar a la gente que lo peor del invierno había pasado.

La potente tormenta dejó entre 30 y 61 centímetros (1 a 2 pies) de nieve en algunos lugares, provocó la cancelación de más de 6.000 vuelos, dejó sin electricidad a casi 250.000 personas desde Virginia hacia el norte, y cuando llegó a Massachusetts, ya se había convertido en ventisca con vientos superiores a los 112 kilómetros por hora (70 mph) a lo largo de la costa.

Fue, por mucho, la mayor tormenta de un calmado invierno que había perdonado en gran parte al noroeste, y muchos no quedaron contentos.

"Es horrible", dijo un operador de máquinas de dulces en el retiro, Don Zimmerman, originario de Lemoyne, Pensilvania, quien tuvo que utilizar una barredora para despejar la entrada de su casa. "Pensé que el invierno se había ido. Fue una patada en el trasero".

Aunque la mayoría de las personas se apegaron a la recomendación de quedarse en casa y evitar los caminos, la policía informó de la muerte de una joven de 16 años de edad, quien perdió el control de su vehículo e impactó contra un árbol en Gilford, Nueva Hampshire.

La tormenta provocó cierres de escuelas en ciudades de todos tamaños. Amtrak suspendió el servicio, al igual que la oficina postal.

Filadelfia y Nueva York evitaron la parte más fuerte de la tormenta, con tan solo unos cuantos centímetros (pulgadas) de nieve y no la cantidad que habían pronosticado los meteorólogos antes de que la tormenta se convirtiera en helada. Pero las autoridades advirtieron de los peligros del hielo.

Zonas lejanas a la costa recibieron golpes más fuertes. Binghampton, Nueva York, había sufrido de 56 centímetros (22 pulgadas) de nieve hacia la tarde, mientras que más de 30,5 centímetros (un pie) cayeron en Harrisburg, Pensilvania. Vernon, Nueva Jersey, tuvo unos 48 centímetros (19 pulgadas) y Monterey, Massachusetts, tuvo 38 centímetros (15 pulgadas) y la nieve seguía acumulándose. Se esperaba que las precipitaciones en el área de Boston rebasaran los 30 centímetros (un pie).

La tormenta se presentó días después de que la región experimentara temperaturas por encima de los 15 grados Celsius (60 Fahrenheit) y menos de una semana antes del inicio oficial de la primavera.