Tom Chaplin se hace grande y confía en sí mismo

·4  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 27 (EL UNIVERSAL).- "La mediana edad, te guste o no, nos va a pasar a todos", dice Tom Chaplin.

El cantante de Keane es ahora un hombre de 43 años. A través de la pantalla de Zoom, responde las preguntas de EL UNIVERSAL sin cortapisas, luciendo cómodo con su cabello canoso y algunas arrugas.

No es el único rasgo que delata que el tiempo ha pasado: Tom ya no es el joven que hace dos décadas conquistó al mundo con su éxito "Somewhere only we know", pero sí se ha dejado atrapar por algo que pregonaba desde entonces.

La letra del más grande éxito de su banda decía: "Me estoy haciendo viejo y necesito algo en qué confiar" (I'm getting' old, and I need something to rely on) y es exactamente lo que ha hecho al abrazar su esencia, incluidos los momentos buenos y malos.

"Mi experiencia sobre esta parte de la vida ha sido que muchas preguntas difíciles han surgido y he tenido que negociar con ello; algunos sentimientos difíciles de sobrellevar acerca de envejecer y sobre mi lugar en el mundo y esas cosas. Pero creo que por otro lado, una vez que pasas eso, es una oportunidad para ser muy esperanzador y positivo sobre este capítulo en tu vida".

En este episodio, el británico se reconoce feliz, como un hombre de mediana edad que ha formado una familia junto a su esposa Natalie, con quien se casó en 2011, y sus dos hijos que han procreado.

"Lo que hace la vida interesante, al menos para mí, es que es sobre luchas, sobre superarlas, cometer errores y aprender de ellos. Tratar de descubrir quién eres como ser humano y ser feliz contigo mismo; de tener relaciones sanas, hacer de ti mismo un pequeño hogar, un pequeño planeta cómodo que puedes llamar tuyo".

Tom está consciente de sus altas y bajas. Algunos de sus momentos más difíciles son de conocimiento público: en 2006 entró en rehabilitación y si bien se recuperó, recayó en 2015. El cantante lo explica así: recuerda que cuando era joven sólo pensaba en ser famoso, líder de una banda exitosa, pero aunque lo logró con Keane, considera que esos sueños eran en realidad un grito desesperado por ayuda.

"Lo que estaba mal en mí era algo muy profundo y pensé que la respuesta estaba en ser exitoso, ser amado por los fans o tener dinero, pero descubrí que ese no era el caso, que nada de eso me traía realmente la felicidad. Me tomó mucho tiempo darme cuenta de eso", comenta en tono serio.

"Las drogas y el alcohol eran una forma de encontrar el amor o la paz, curar mi dolor o tristeza y me tomó mucho darme cuenta de que tampoco funcionaban".

La etapa del autodescubrimiento

Con el tiempo, Tom ha encontrado la forma de hacer mejor las cosas.

Confiesa, por ejemplo, que sigue viendo a su psicoterapeuta para hablar de sus sentimientos, actividad que recomienda a quienes vivan alguna adicción o atraviesen por problemas que, en el fondo, saben que son difíciles de sortear.

"Los últimos siete u ocho años han sido acerca de realmente hacer lo mejor en estas cosas: ser un buen papá, un buen esposo, cuidar mi casa, cuidar de mí mismo, ser un tipo de hombre responsable. Ha sido un camino interesante para mí en el que sigo trabajando, pero siento que estoy teniendo éxito, me da felicidad la mayoría del tiempo".

La música también sigue en su camino y si bien se encuentra en pausa con Keane, Chaplin prepara el lanzamiento de su álbum solista Midpoint, que estrenará el próximo 2 de septiembre y del que ya ha lanzado dos sencillos, el que da nombre al disco y el más reciente, llamado "Gravitational".

El líder de Keane siente la responsabilidad de tratar a través de su música en solitario las cosas que ha vivido. Al igual que su anterior trabajo como solista, titulado The wave, en donde abordó sus adicciones, ahora con Midpoint sigue la nueva etapa de su vida.

"Muchos en la industria de la música o el cine están desesperados por evitar envejecer o llegar a la mediana edad, parece que es un tema terrible y en cierta forma eso fue una inspiración para mí", cuenta.

"Fue como decir, 'ok, no me voy a ir por ese lado, voy a hablar honestamente de lo que significa envejecer y no voy a pretender que no me está pasando a mí'", se sincera.