Se tomó un café, echó una siesta y se sintió como en casa, dice la Policía

Miami Herald file/Getty Images/iStockphoto

Un hombre entró en una casa en Pensacola, Florida, el martes por la noche y se puso cómodo, según la Policía del Condado Escambia.

Un post de la Policía en Facebook dice que el hombre se acomodó como si estuviera en una vivienda de alquiler vacacional desocupada que no alquiló.

El informe de la Policía dice que los agentes acudieron a un domicilio de Pensacola por una llamada de robo y descubrieron un desorden.

El sospechoso, identificado más tarde como Zachary Murdock, había roto el cristal para entrar. Luego se bañó, echó una siesta en el dormitorio, se preparó “una buena taza de café” y dejó la taza en el porche trasero.

“Digamos que no era el tipo de delincuente que trata de cubrir sus huellas”, dice la dependencia, que añade que el sospechoso de 29 años tiró su basura, que incluía un talón de boleto de autobús reciente.

Murdock estuvo ocupado. Más tarde, esa misma noche, en la misma zona, los agentes policiales de Escambia respondieron a una casa por un robo diferente. La víctima dijo a los agentes que un hombre que vestía camisa y pantalones oscuros y una gorra de pelotero se acercó a su puerta corredera de cristal y empezó a tirar de la manilla.

Cuando ella le preguntó qué estaba haciendo, él respondió: “Buscando a Tony”, dijo a los policías, y se fue. Ese sospechoso fue identificado más tarde como Murdock.

“Todavía no sabemos quién es Tony...”, concluyó el comunicado

Murdock fue localizado poco después cerca de la segunda casa. Fue arrestado por cargos relacionados con robo y daños a la propiedad e ingresado en la cárcel del Condado Escambia con una fianza de $20,500.