Tomás Kirzner, sin filtro: su ruptura con Minerva Casero, la relación con Maite Lanata y la crisis en Polka

LA NACION
·2  min de lectura

La cuarentena impuesta para frenar el avance de la pandemia de Coronavirus logró consolidar algunos vínculos y corroer otros. En el caso de los actores Tomás Kirzner y Minerva Casero, fue en ese contexto que decidieron ponerle un punto final a su relación. Inmediatamente, al hijo de Adrián Suar y Araceli González se lo relacionó con su excomañera de Argentina, tierra de amor y venganza, Maite Lanata.

Hasta ahora, el actor había decidido mantener silencio, pero este sábado, en diálogo con Catalina Dlugi, no tuvo reparos en abrir su corazón y contar cómo transitó estos últimos meses. El diálogo entre la periodista y el actor se dio en el programa radial Agarrate Catalina. Allí, además de hablar sobre su presente sentimental, "Toto" contó cómo ayudó cuando su mamá cuando estuvo enferma y qué es lo que opina sobre la situación de Polka, la productora fundada por su padre.

Hugh Grant, sobre la paternidad a los 60 años: "Suele ser agotador tener hijos a mi edad"

Con respecto a su supuesto romance con Lanata, desmintió, tajante: "Sabés que si estás en este medio, estas cosas pueden surgir, así que se toma a la ligera. Es un invento simpático, no hay ningún inconveniente. No lo veo con malicia, lo dejo fluir, total no pasa nada".

"Con Minerva nos queremos mucho. El vínculo cambia, pero nos queremos. Nos conocemos hace mucho tiempo, hace muchos años. Es una relación que trasciende. Además, terminó todo bien", aseguró, además, sobre su reciente ruptura.

En referencia a los problemas de salud a los que enfrentó su madre el año pasado, Kirzner señaló: "Cuando pasan esas situaciones traumáticas, como que uno se olvida... Lo poco que recuerdo, prefiero olvidarlo... Te ponés en un rol que no esperabas. Fue bastante fuerte, no te voy a mentir. Fue un rol de contener, más que nada".

Noelia Marzol, feliz con su embarazo: "Estoy de casi 10 semanas"

En cuanto a la crisis de Polka, opinó: "Fue todo inesperado. Es todo atípico lo que pasó este año, y hay que seguir de pie. Uno nunca quiere escuchar esas cosas, esas críticas, pero hay que reconocer que eso siempre va a estar, pero lo bueno es que en base a eso hay una reconstrucción. Yo estoy muy seguro de lo que hace mi papá, lo hace mucho tiempo, conoce las consecuencias y las resoluciones, no me desesperé para nada".