Tiroteo en Tulsa: todo lo que sabemos sobre el ataque al hospital que mató a cuatro personas

·7  min de lectura

Otro tiroteo mortal ha sacudido Estados Unidos, tras los trágicos incidentes ocurridos este mes en Búfalo (Nueva York) y Uvalde (Texas).

El miércoles 1 de junio, tres personas murieron en un ataque mortal con armas de fuego en un edificio médico de Tulsa (Oklahoma). El hombre armado también murió en el lugar de los hechos, según la policía.

Esto es lo que sabemos hasta ahora:

Tiroteo en un edificio hospitalario y rápida respuesta policial

La policía de Tulsa recibió una llamada el miércoles por la tarde al reportarse la presencia de un hombre armado con un rifle en el edificio médico Natalie, dentro del hospital Saint Francis de la ciudad.

La llamada se produjo a las 4:52 pm, según el subjefe de policía de Tulsa, Eric Dalgleish, que se dirigió a la prensa el miércoles.

Los agentes llegaron al lugar de los hechos y tomaron contacto con el presunto tirador y las víctimas a las 5:01 pm, añadió.

Los agentes que llegaron escucharon disparos en el edificio”, según Dalgleish. “Eso es lo que les dirigió al segundo piso”.

La planta del edificio está ocupada, al menos parcialmente, por un centro de medicina ortopédica.

El oficial de policía dijo que los oficiales de Tulsa se entrenan en tiroteos activos con regularidad, y que los recientes acontecimientos en Uvalde significaban que esta práctica estaba “probablemente fresca en la mente de todos”.

El capitán de la policía de Tulsa, Richard Muelenberg, declaró a los periodistas que la escena dentro del hospital era trágica.

“Es una escena catastrófica ahí dentro ahora mismo”, expresó. Los disparos se produjeron en la segunda planta del edificio, informa NBC News.

Meulenberg señala que el tiroteo no fue un acto de violencia al azar, sino un ataque dirigido.

“No se trata de un individuo que simplemente decidió que quería ir a buscar un hospital lleno de gente al azar. Decidió de manera delibera venir aquí y sus acciones fueron deliberadas”, subrayó Meulenberg.

Cuatro víctimas muertas en un tiroteo, además del hombre armado

El hombre armado mató a cuatro personas, según informó el miércoles la policía de Tulsa.

Según los informes, las víctimas fueron identificadas como empleados del hospital.

“El Sistema de Salud Saint Francis llora la pérdida de cuatro miembros de nuestra familia”, lamentó la organización en un comunicado. “Una organización basada en la fe, el único recurso que tenemos en este momento es rezar mientras navegamos por esta tragedia”.

El tirador también falleció, aunque no está claro si se disparó a sí mismo o fue abatido por la policía.

El subjefe Dalgleish comentó que estaba bastante “seguro” de que el tirador se suicidó.

“En este momento creemos que es autoinfligido”, indicó.

Las víctimas se encontraban en un piso inferior y estaban vestidas como personal médico, añadió el oficial.

No se han revelado los nombres

Las identidades de las víctimas y del tirador no han sido reveladas públicamente.

La policía describió al hombre armado como un hombre negro, de entre 35 y 40 años, y dijo que estaban “cerca” de descubrir su identidad.

Rifle y pistola utilizados en el tiroteo

El individuo empuñaba un rifle y una pistola, que parecen haber sido utilizados en el tiroteo, según la policía.

Una investigación activa

La policía estaba recorriendo cada una de las salas del edificio Natalie, verificando que no hubiera otras amenazas dentro de las instalaciones.

Agentes federales de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos se encuentran en el lugar de los hechos para ayudar en la investigación.

Los detectives están entrevistando a los testigos del interior del edificio del hospital.

La Patrulla de Carreteras de Oklahoma también está colaborando en la respuesta de las fuerzas del orden.

El Presidente Biden ya está al tanto sobre el tiroteo, según la Casa Blanca.

Continúa la reagrupación familiar

Las familias que esperan conocer el estado de sus seres queridos se dirigen al Memorial High School de Tulsa para reunirse y recibir información actualizada.

Testigos conmocionados

Transeúntes y funcionarios dijeron estar conmocionados por el tiroteo en un bullicioso complejo hospitalario de Tulsa.

“Hay más de 10.000 personas que forman parte del sistema de salud de Saint Francis y que cada día dedican su vida a cuidar de las personas que lo necesitan, a cuidar de todos los que lo necesitan”, señaló el Dr. Cliff Robertson, presidente y director general del sistema de salud de Saint Francis, durante una conferencia de prensa el miércoles. “Este acto insensible, horrible e incomprensible no va a cambiar eso”.

“Tulsa es una comunidad segura y agradable para formar una familia. Me resulta impactante que ocurra en nuestro propio patio trasero”, expresó un hombre llamado Sal a Fox 23.

Debra Proctor estaba en otro edificio del hospital para una cita con el médico cuando comenzó el “impactante” tiroteo.

“La policía estaba por todas partes en el estacionamiento, arriba y abajo de los bloques circundantes”, comentó a CNN. “Todavía estaban llegando cuando yo me iba”.

El representante de EE.UU. Kevin Hern dijo que estaba en contacto con la policía de Tulsa sobre la “terrible situación” en el hospital.

“Todavía hay muchas cosas que no sabemos sobre lo que ha ocurrido esta noche en el edificio Natalie, pero lo que sí sabemos es esto: nos han arrebatado múltiples vidas, y muchas más han cambiado para siempre”, escribió en un comunicado. “Mis oraciones están con los que han perdido a sus seres queridos esta noche”.

Dos tiroteos masivos en una semana

El tiroteo sigue a otro ataque a principios de semana, cuando una persona murió y siete resultaron heridas en un festival del Día de los Caídos en Taft, Oklahoma, a unas 45 millas (72 kilómetros) de Tulsa.

El departamento de policía de Tulsa entrenó a los nuevos reclutas en tácticas de tirador activo tan recientemente como el 27 de mayo, según el departamento.

¿Tiempo de duelo o de reforma política?

El alcalde de Tulsa, GT Bynum, afirmó el miércoles que no quería discutir sobre política o sobre el acceso a las armas en este momento, dado el dolor que las familias están experimentando.

“Si queremos tener discusiones políticas, eso es algo que se tendrá en el futuro, pero no esta noche”, subrayó en una conferencia de prensa.

Otros, como el senador demócrata por EE.UU. Chris Murphy, de Connecticut, dijeron que ahora es el momento de seguir impulsando la reforma de las armas.

“Están ocurriendo a un ritmo que nunca antes habíamos visto en la historia de esta nación”, indicó el miércoles en MSNBC sobre los tiroteos.

“Esta avalancha de violencia ha animado a más republicanos que nunca a considerar la posibilidad de abordar la violencia de las armas junto con los demócratas”, continuó.

“Nunca he visto a más republicanos dispuestos a discutir cambios en nuestras leyes de armas que hoy”, dijo. “No creo que tengamos que hacerlo todo de una vez. Lo que estamos tratando de hacer es demostrar a los republicanos que, si votan a favor de medidas que endurezcan las leyes de armas del país, el cielo político no se cae. De hecho, conseguirán muchos más apoyos”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.