Tiroteo en Oxford: Ethan Crumbley comparece acusado de disparar “metódicamente” a sus compañeros de estudios

·2  min de lectura

Ethan Crumbley, sospechoso de ser responsable del tiroteo ocurrido en una escuela de Michigan, ha sido procesado formalmente ante un tribunal con cargos de terrorismo y asesinato en primer grado.

Crumbley, un estudiante de Oxford High School en Oxford, Michigan, compareció virtualmente ante un juez este miércoles, acusado de disparar “metódica y deliberadamente” a sus compañeros de estudios.

El joven de 15 años le dijo tranquilamente a la jueza Nancy Carniak que entendía los 24 cargos en su contra, que conllevan una sentencia máxima de cadena perpetua sin libertad condicional.

El fiscal del condado, Marc Keast, le pidió al juez que denegara la fianza al adolescente, diciendo que no “tenía las palabras para describir lo horrible” que fue el tiroteo. Además le solicitó que se transfiriera al joven del centro juvenil a una prisión para adultos debido a que representaba una amenaza para los otros menores de edad ahí detenidos.

La jueza Carniak aceptó, y ordenó que el adolescente fuera detenido sin derecho a fianza y trasladado a la cárcel del condado de Oakland. Sus padres también estuvieron presentes en la audiencia, pero no declararon nada.

Cuatro estudiantes murieron y varias otras personas resultaron heridas en la masacre ocurrida el martes. La policía dice que Crumbley usó una pistola semiautomática que su padre le había comprado apenas cuatro días antes.

Crumbley, quien está siendo acusado como adulto, enfrenta un cargo de terrorismo causante de muerte, cuatro cargos de asesinato en primer grado, siete cargos de ataque con intención de homicidio y 12 cargos de posesión de un arma de fuego mientras se comete un delito grave. En conjunto, podría ser condenado a cadena perpetua.

Scott Kozak, abogado de Crumbley, no se opuso a la negación de fianza de la jueza, pero sí al traslado a la cárcel, argumentando que “todas estas son acusaciones y él se ha declarado inocente”.

La jueza Carniak dijo que Crumbley, quien está bajo vigilancia de suicidio, sería recluido en aislamiento y sin contacto con ningún otro recluso.

El teniente Tim Willis, del departamento del alguacil del condado, le dijo a la jueza Carniak que Crumbley había “hablado de disparar y matar estudiantes al día siguiente” la víspera de la masacre.

Mencionó que los alguaciles confiscaron el celular de Crumbley gracias una orden de registro y encontraron un vídeo grabado el lunes por la noche en el que hablaba de sus planes.

Relacionados

“Ahora me he convertido en la muerte”: Sospechoso de Michigan publicó mensajes siniestros antes de tiroteo

Tiroteo en escuela de Oxford: todo lo que sabemos sobre el sospechoso

Tiroteo en Oxford School: Se identificó al tirador, se le acusará de terrorismo y asesinato

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.