Un nuevo tiroteo en Estados Unidos dejó un muerto y al menos seis heridos

·3  min de lectura
La Policía investiga las causas de un tiroteo en Renton.
La Policía investiga las causas de un tiroteo en Renton. - Créditos: @ Renton Regional Fire Authority

En medio de un intenso debate respecto del uso de armas, Estados Unidos registró este sábado otro tiroteo, que dejó un fallecido y seis heridos, al parecer por una discusión cuya causa aún no está clara. El episodio tuvo lugar en la ciudad de Renton, a 20 kilómetros de Seattle, en el estado de Washington.

El hombre que falleció tiene 32 años, las otras seis víctimas han sufrido heridas de bala de distinta gravedad, y están recibiendo tratamiento en hospitales locales”, informó el Departamento de Policía de Renton en un comunicado.

Dos de las víctimas, que fueron trasladadas al Centro Médico Valley, en Renton, y al Centro Médico Overlake, en Bellevue, no corren peligro. Así lo consignó el detective Robert Onishi, en declaraciones recogidas por el periódico ‘Seattle Times’. No obstante, se desconocen las condiciones de las otras cuatro personas que están recibiendo tratamiento en el Centro Médico Harborview, en Seattle.

Según el medio local, la policía recibió las primeras llamadas antes de la 1 de la madrugada. Varias personas llamaron para reportar disparos afuera del Salón de los Músicos, después de un evento realizado en el lugar.

Los efectivos se encontraron con las víctimas afuera del establecimiento, en medio de una multitud desesperada por lo que había ocurrido. Los uniformaos movieron al hombre, que había recibido varios disparos, a un lugar más seguro, pero murió mientras era trasladado en un vehículo del departamento de bomberos.

La Policía confirmó que aún no tiene información sobre la causa del incidente y señaló que no ha realizado ningún arresto. “Testigos escucharon una discusión seguida de un gran número de disparos”, aseguraron efectivos en la escena de los hechos.

El caso de Uvalde y la reacción posterior

La masacre en la escuela primaria Robb en Uvalde, Texas, en la que murieron en mayo 21 personas, entre ellas 19 niños, abrió un agudo debate en Estados Unidos respecto del uso de armas. Varios intentos por poner nuevos controles a la venta de armas han fracasado una y otra vez en los últimos años, pese a la reiteración de tiroteos.

El presidente Joe Biden firmó el mes pasado la “monumental” Ley Bipartidista por unas Comunidades Más Seguras, la primera iniciativa legal que limita, aunque tímidamente, las condiciones para la tenencia de armas de fuego desde hace 30 años.

“El tiempo es esencial. Se van a salvar vidas”, afirmó el mandatario en referencia a la nueva ley. Biden espera utilizar la creciente indignación de los estadounidenses por los tiroteos masivos para ejercer una mayor presión sobre los legisladores que resisten cambios en la legislación actual.

Biden destacó que apoya la Segunda Enmienda de la Constitución que otorga a los estadounidenses el derecho a poseer armas de fuego, pero dijo que “el derecho a portar armas no es un derecho absoluto que domine a todos los demás”.

La ley incluye disposiciones para ayudar a los estados a mantener las armas fuera de las manos de quienes se consideran un peligro para sí mismos o para los demás. También bloquea la venta de armas a quienes hayan sido condenados por abusar de sus parejas, incluso si no están casados, y reprime la venta de armas a compradores condenados por violencia doméstica.

El proyecto de ley sobre armas se presentó, sin embargo, la misma semana en que la Corte Suprema amplió los derechos de los propietarios de armas. El debate sigue abierto en el país de América del Norte.

Con información de DPA, Reuters, y Europa Press

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.