Tirador de Uvalde esperó a que su abuelo se fuera antes de dispararle a su abuela, quien aún no puede hablar

·3  min de lectura

El tirador de Uvalde, Salvador Ramos, esperó a que su abuelo saliera de la casa antes de dispararle a su abuela en la cara, escucharon los legisladores el martes, ya que se reveló que la mujer de 66 años todavía no puede hablar a casi un mes después del ataque.

Steve McCraw, director del TDPS (Departamento de Seguridad Pública de Texas), testificó ante la primera audiencia pública del Senado de Texas el martes por la mañana sobre la investigación en curso sobre los eventos que rodearon la matanza de 19 niños y dos maestras en la Escuela Primaria Robb.

El 24 de mayo, Ramos disparó en la cara a su abuela Celia González en la casa que compartían, lo que la convierte en la primera víctima de su mortífero ataque que dejó 21 muertos y otros 17 heridos.

McCraw le comentó a los legisladores estatales que el tirador de 18 años le envió un mensaje a una chica de 15 años en las redes sociales donde dice que espera a que su abuelo saliera de la casa “antes de que yo lo haga”.

El director del TDPS testificó: “Y esperó a que se fuera y lo hizo”.

González sobrevivió al ataque, pero “aún no puede hablar” debido a sus heridas, añadió.

La mujer de 66 años aceptó que la entrevisten los investigadores, siempre que sea en presencia de su hija, pero la entrevista aún no se realiza debido a su incapacidad para hablar, detalló.

Los nuevos detalles llegaron cuando McCraw reveló los hallazgos hasta la fecha sobre la masacre del 24 de mayo ante el comité especial del Senado de Texas, el Comité Especial del Senado para Proteger a Todos los Texanos, el martes.

En un testimonio explosivo, reveló que los agentes podrían haber puesto fin a la situación de tiroteo activo y comenzaron a rescatar a las víctimas heridas y agonizantes solo tres minutos después de que el pistolero comenzara a abrir fuego en el interior.

Tres oficiales armados con rifles y pistolas y vestidos con chalecos antibalas llegaron fuera del salón de clases sin llave a las 11:36 am, tres minutos después de que Ramos ingresara a la escuela y al salón de clases a las 11:33 am.

Salvador Ramos asesinó a 19 estudiantes y dos maestras en el ataque (Screenshots / CNN)
Salvador Ramos asesinó a 19 estudiantes y dos maestras en el ataque (Screenshots / CNN)

De acuerdo con el protocolo establecido después de la masacre de Columbine en 1999, los oficiales no deben esperar para entrar en una situación de tirador activo.

McCraw comentó que incluso un oficial con un arma es suficiente para tratar de abordar una situación de tirador activo.

“No esperas a un equipo SWAT. Si tienes un oficial es suficiente”, recalcó.

“Detienes la matanza y las muertes. Eso se predica y practica en el estado de Texas. Solo que no se implementó”.

Sin embargo, pasó otra hora, 14 minutos y ocho segundos antes de que la policía por fin entrara al salón de clases y matara a tiros al tirador.

McCraw también testificó que la puerta del salón de clases parece haber estado abierta durante toda la masacre, pero ninguno de los oficiales probó la manija de la puerta.

Testificó que la respuesta de las fuerzas del orden al tiroteo masivo de Uvalde fue un “fracaso abyecto” en el que el jefe de policía “puso la vida de los agentes por encima de la vida de los niños”.

La audiencia se da cuando continúan los cuestionamientos sobre la respuesta de las fuerzas del orden público al tiroteo masivo, debido a un retraso en el ingreso de los oficiales al salón de clases y la muerte del tirador que ahora se cree que costó vidas.

Una maestra murió en una ambulancia, mientras que tres niños murieron después de llegar a los hospitales.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.