Anuncios

Un tercio de México, a favor del autoritarismo

Foto Archivo: FRANCISCO ROBLES/AFP via Getty Images
Foto Archivo: FRANCISCO ROBLES/AFP via Getty Images (FRANCISCO ROBLES via Getty Images)

La democracia necesita demócratas: personas dispuestas a defender este sistema de gobierno que, si bien nunca será perfecto, puede gestionar la diversidad —de estilos de vida, opiniones y anhelos— de una sociedad, considerablemente mejor que otros sistemas divisados hasta el momento.

La democracia es, además, más transparente que sus alternativas. Para ganar el apoyo de los votantes, los políticos —haciendo uso de la libertad de expresión inherente a las democracias— suelen denunciar problemas públicos, malas políticas o despilfarro, con el objetivo de erosionar el apoyo a sus rivales.

Esta alineación de intereses facilita dos aspectos que no suelen ser comunes en regímenes autoritarios: 1) que la información de interés público salga frecuentemente a la luz, y 2) que los contrapesos y el voto de la ciudadanía realmente sirvan para vigilar y limitar al poder político. Harry S. Truman, presidente estadounidense entre 1945 y 1953, lo describió mejor que yo en 1947: “Una de las principales virtudes de la democracia (…) es que sus defectos son siempre visibles y bajo procesos democráticos pueden ser señalados y corregidos”. 1

No obstante, este diseño de vigilancia mutua permanente solo funciona si conserva el apoyo de la sociedad. Si el arreglo pierde legitimidad ante la gente —por una falta de resultados real o percibida, o guerras político-culturales que derivan en hiperpolarización, por ejemplo—, esta tiende a acercarse más a los extremos ideológicos.

Por desgracia, esta debilidad está en el ADN de la democracia. Me recordó, por lo mismo, la frase del ardiente antidemócrata Joseph Goebbels: “Esta siempre seguirá siendo una de las mejores bromas de la democracia, que le dio a sus enemigos mortales los medios por los cuales fue destruida” (como se cita en Fox y Nolte, 1995: 1). 2

Si bien Goebbels se refería cínicamente a que los nazis usaron el sistema democrático de la Alemania de Weimar para destruirla desde dentro, la inclusión y la apertura que brinda la democracia da pie a que, de cierto modo, tengamos derecho a criticar duramente la democracia, a estar descontentos con ella. Esta liga es más elástica en países con una tradición democrática robusta, pero lo es menos en democracias incipientes y, por ende, más frágiles.

Por eso los datos para México del Informe 2023 de Latinobarómetro 3 son tan ominosos. Según el documento, México sufrió una “pérdida de apoyo a la democracia entre 2020 y 2023 del 43 % al 35 %”. Además, el apoyo a un gobierno autoritario creció de 22 % en 2020 a 33 % en 2023; siete puntos más que el aumento promedio en América Latina —4 puntos—.

En otras palabras, en México “algo más de un tercio apoya la democracia (35 %) (…) y el otro tercio apoya una opción autoritaria (33 %)”, mientras que 28 % muestra indiferencia. Todo esto, apuntalado con el hecho de que 42% “apoyaría a un gobierno militar en reemplazo del gobierno democrático, si las cosas se ponen muy difíciles”, cuando el promedio regional fue de 35%.

Un tercio de los mexicanos quiere vivir en un país menos seguro para la diversidad política y social, en el que las elecciones no decidan el rumbo del país. Además, según el citado informe, más del 40 % de los mexicanos cree que los militares podrían cumplir esa misión, de ser necesaria.

Estos son los números de un pueblo más interesado en la fuerza que en la libertad; más deseoso de resultados rápidos que de medidas sostenibles; más interesado en los fines que en los medios. Esta película ya se ha visto y no acaba bien. México se está asomando al precipicio con demasiada curiosidad.

* Alonso B. Tamez es maestro en Comunicación Política por la Universidad de Glasgow y maestro en Política y Comunicación por la London School of Economics.

 

1 Truman, H. S. (1947). President Harry S. Truman’s Address Before A Joint Session Of Congress, March 12, 1947. The Avalon Project, Yale University Law School. Recuperado el 10 de agosto de 2023, de aquí.

2 Fox, G. y Nolte, G. (1995). Intolerant Democracies. Revista de Derecho Internacional de Harvard, v. 36, (1),1-70. Recuperado el 10 de agosto de 2023, de aquí.

3 Latinobarómetro (2023). Informe Latinobarómetro 2023: La recesión democrática de América Latina [en línea]. Recuperado el 10 de agosto de 2023, de aquí.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Viva México: Mete su automóvil debajo de un tráiler para impedir su fuga, pues antes lo había chocado