El templo de la Sagrada Familia prevé recuperar en 2024 cifras de visitantes

·3  min de lectura

Barcelona (España), 21 sep (EFE).- El templo de la Sagrada Familia, en Barcelona (España), espera finalizar este año con unos 810.000 visitantes, un 17,2 % de los que tuvo en 2019 y que podría aumentar hasta el 25 o 30 % en 2022, aunque no prevé alcanzar las cifras de público que registraba antes de la pandemia hasta, por lo menos, el año 2024.

Así lo ha puesto de relieve este martes en rueda de prensa el director general de la Junta Constructora de la Sagrada Familia, Xavier Martínez, quien ha descartado que el templo -en obras- esté finalizado en 2026 debido a la emergencia sanitaria, y ha aseverado que no harán nuevas proyecciones hasta recuperar la normalidad, un escenario que pronostican para no antes de 2024.

Martínez ha pedido "cautela" ante las dificultades económicas que atraviesa el templo, que ha tenido que cerrar sus puertas en dos ocasiones por la covid-19 -durante el primer confinamiento y entre septiembre y mayo de 2021- pero también se ha mostrado optimista con las perspectivas de público.

De acuerdo con la junta, en 2022 el número de asistentes se podría incrementar hasta los 1,6 millones, casi el doble que los de este año, cuando han pasado por el templo un 33 % de visitantes españoles, un 21 % de franceses, un 16 % de holandeses y estadounidenses, un 11 % de alemanes y un 7 % de turistas italianos.

Prueba de ello es, para Martínez, el "éxito" del concurso que han lanzado para sortear 12.000 entradas a través de las redes sociales para visitar el templo los días 24, 25 y 26 de septiembre en las jornadas de puertas abiertas coincidiendo con las fiestas de la Mercè, una iniciativa en la que han participado 54.000 personas.

Con todo, el cierre por la pandemia ha puesto a la Sagrada Familia en apuros económicos -el 80 % de los trabajadores estuvo afectado por un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) y fueron despedidos seis profesionales de una plantilla formada por un centenar-, que aún sigue arrastrando.

"No descartamos que, a lo largo de este año, tengamos que hacer una actuación de este tipo con la misma magnitud", ha reconocido Martínez, quien ha detallado que están buscando "fuentes complementarias de financiación" para no retrasar más las obras.

Y es que, si en 2019 contaban con unos 100 millones de euros de presupuesto, de los cuales entre 60 y 65 iban destinados a la construcción, en 2021 han contado con 19 millones de euros, 8,2 de los cuales han ido a las obras.

"Si nuestras previsiones se cumplen, podríamos estar en una cifra de entre 31 y 34 millones de euros totales para el próximo año", ha señalado.

Por eso, han puesto en marcha una campaña de donaciones a través de la página web con la que esperan recaudar unos 120.000 euros hasta final de año, pero que consideran que será una "importante fuente complementaria de financiación de las obras en un futuro".

Hasta la fecha, del total de personas que han donado recursos a la Sagrada Familia, un 46 % son españoles, un 28 % estadounidenses y alemanes y un 9 % japoneses.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.