Temen que decenas de personas queden atrapadas tras ataque ruso a edificio de apartamentos en Ucrania

·4  min de lectura

Por Anna Voitenko y Max Hunder

CHASIV YAR/KIEV, Ucrania, 11 jul (Reuters) - Equipos de rescate buscaban entre los escombros de un edificio de apartamentos en el este de Ucrania a más de una veintena de personas, entre ellas un niño, que se teme que estén atrapadas tras el impacto de un cohete ruso en un edificio de cinco plantas que ha matado a 15 personas.

El jefe de gabinete del presidente Volodímir Zelenski, Andriy Yermak, dijo que el ataque en la ciudad de Chasiv Yar, en la región de Donetsk, era "otro ataque terrorista" y que Rusia debía ser designada como Estado patrocinador del terrorismo.

Los equipos de rescate utilizaron una grúa para levantar una losa de hormigón y sus manos para excavar entre los escombros el domingo, mientras los aturdidos residentes que sobrevivieron al ataque del sábado por la noche recuperaban sus objetos personales y contaban historias de su milagrosa huida.

Una mujer fue vista saliendo del edificio destruido con una tabla de planchar bajo el brazo, un paraguas y una bolsa de plástico de la compra. Otros se limitaban a observar los trabajos de rescate, temiendo lo peor mientras retiraban los cuerpos de los fallecidos.

"Corrimos al sótano, hubo tres impactos, el primero en algún lugar de la cocina", dijo una residente local que dio su nombre como Ludmila.

"Con el segundo, ni siquiera lo recuerdo bien, hubo un rayo, corrimos hacia la segunda entrada y luego directamente al sótano. Estuvimos allí toda la noche hasta esta mañana". Otra superviviente, que se identificó como Venera, dijo que había querido salvar a sus dos gatitos.

"Me metieron en el baño, era todo un caos, estaba en shock, toda cubierta de sangre", dijo llorando. "Cuando salí del baño, la habitación estaba llena de escombros, se cayeron tres pisos. Nunca encontré a los gatitos bajo los escombros".

El presidente ruso, Vladimir Putin, invadió Ucrania el 24 de febrero, calificándola de "operación militar especial" para desmilitarizar Ucrania y librarla de los nacionalistas.

Ucrania y sus aliados occidentales dicen que la guerra de Putin es una apropiación imperial de tierras y han acusado a sus fuerzas de crímenes de guerra. Moscú niega haber atacado a civiles.

El mayor conflicto en Europa desde la Segunda Guerra Mundial ha matado a miles de personas, ha dejado ciudades y pueblos en ruinas y ha visto a más de 5,5 millones de ucranianos huir de su país.

LUCHA POR EL TERRITORIO

Rusia abandonó un primer avance sobre la capital, Kiev, ante la feroz resistencia reforzada por las armas occidentales.

Su campaña militar se centra ahora en el sur y en la región oriental del Dombás, formada por las provincias de Luhansk y Donetsk. El Kremlin quiere entregar el control del centro industrial a los separatistas prorrusos que han declarado su independencia de Kiev.

Las fuerzas rusas atacaron posiciones ucranianas cerca de la ciudad de Sloviansk, en Donetsk, pero se vieron obligadas a retirarse, dijo el domingo el ejército ucraniano.

El gobernador de la región de Luhansk, Serhi Gaidai, dijo que los efectivos rusos se estaban reuniendo cerca de la aldea de Bilohorivka, a unos 50 kilómetros al este de Sloviansk.

Rusia está "bombardeando los asentamientos de los alrededores y llevando a cabo ataques aéreos, pero todavía no puede ocupar rápidamente toda la región de Luhansk", dijo en Telegram.

Rusia reivindicó el control de toda la provincia de Luhansk el pasado fin de semana.

El Ministerio de Defensa ruso dijo que sus fuerzas habían destruido dos hangares cerca de la ciudad de Kostiantynivka, donde se encontraban los obuses M777 de fabricación estadounidense, que, según el Gobierno, habían sido utilizados para bombardear zonas residenciales de Donetsk.

Las agencias de noticias rusas recogieron el domingo comentarios de responsables separatistas que decían que los militares ucranianos habían estado bombardeando Donetsk con artillería de 155 mm, estándar de la OTAN, desde la mañana, hiriendo a dos residentes.

Reuters no pudo verificar de forma independiente los hechos del campo de batalla.

Los portavoces militares ucranianos no estuvieron disponibles inmediatamente para hacer comentarios.

En el sur, las fuerzas ucranianas dispararon misiles y artillería contra posiciones rusas, incluidos depósitos de municiones en la zona de Chornobaivka, dijo el mando militar de Ucrania.

La vice primera ministra ucraniana, Irina Vereshchuk, advirtió el domingo a los civiles de la región de Jersón, ocupada por Rusia, que evacuaran urgentemente, ya que las fuerzas armadas ucranianas estaban preparando un contraataque en esa zona, sin dar un calendario de actuación.

"Sé con certeza que no debe haber mujeres y niños allí y que no deben convertirse en escudos humanos", dijo en la televisión nacional.

(Información de las redacciones de Reuters; escrito por Michael Perry; editado en español por Benjamín Mejías Valencia)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.