Ted Cruz se ve obligado a admitir en TV que el tráfico de migrantes a Martha’s Vineyard es ilegal

·2  min de lectura

Ted Cruz se vio obligado a admitir ante Sean Hannity que el transporte de indocumentados de Florida a Martha’s Vineyard por parte de Ron DeSantis era probablemente ilegal.

El gobernador de Florida es objeto de numerosas críticas por haber trasladado dos aviones cargados de venezolanos a la lujosa isla, donde Barack Obama tiene una casa de US$12 millones, como parte de una maniobra publicitaria republicana en materia de inmigración.

Cruz, senador de EE.UU. por Texas, puso en duda la legalidad del traslado cuando apareció en el programa de Fox News de Sean Hannity.

Hannity preguntó al legislador de origen canadiense si era probable que se enfrentara a un arresto si él mismo hubiera cogido un camión, recogido a los inmigrantes en la frontera y los hubiera llevado a través del país.

“A usted, un ciudadano, podrían arrestarle sin problemas, aunque, para ser sinceros, el Departamento de Justicia de Joe Biden no le arrestaría”, respondió Cruz, quien es abogado.

Hannity, crítico público del presidente desde hace tiempo, fingió sentirse ofendido por esa afirmación.

“Oh no, soy un conservador, no estoy de acuerdo; me arrestarían, si fuera un liberal me saldría bien”, señaló.

“Bueno, eso es cierto”, admitió Cruz.

Hannity le preguntó entonces si la ley era clara sobre el tráfico de personas, a lo que Cruz admitió incómodo: “Es clara”.

A continuación, volvió a centrar su atención en la Casa Blanca.

“Ahora mismo el mayor traficante de personas sobre la faz del planeta es Joseph Robinette Bidden Jr.”.

El grupo de migrantes enviado por DeSantis a la isla de Massachusetts ya fue trasladado a un gran albergue respaldado por agencias estatales en Cape Cod.

Tras dos noches en la isla, las agencias están ahora “coordinando los esfuerzos entre los funcionarios estatales y locales para garantizar el acceso a los alimentos, el refugio y los servicios esenciales para estos hombres, mujeres y niños”, según la oficina del gobernador de Massachusetts, Charlie Baker.

El gobernador también tiene previsto activar hasta 125 miembros de la Guardia Nacional de Massachusetts.

DeSantis se ha enfrentado a numerosas críticas después de haber organizado vuelos para 50 inmigrantes, incluyendo familias con niños, la mayoría de los cuales huyeron inicialmente de Venezuela, que llegaron sin previo aviso a Massachusetts.

DeSantis defiende el esfuerzo y promete que habrá “más y más” con un programa de US$12 millones financiado por el Estado que ha prometido “agotar”.