Tabe dio el Grito de Independencia ante más de cuatro mil ciudadanos

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 16 (EL UNIVERSAL).- El alcalde Mauricio Tabe dio el Grito de Independencia en la explanada de la alcaldía ante más de cuatro mil vecinas y vecinos en medio de un ambiente patriótico.

Desde el balcón del nuevo edificio, el titular de la demarcación lanzó su arenga en la que recordó a las mujeres y hombres que participaron en la guerra independentista, sin olvidar los ideales de todo gobierno.

"Vivan los héroes que nos dieron patria, viva Hidalgo, viva Morelos, viva Guerrero, viva Allende, viva Aldama, viva Leona Vicario, viva la Corregidora, viva la democracia, viva la Libertad, viva la soberanía nacional, fuera el mal gobierno, viva la alcaldía Miguel Hidalgo, viva México", gritó.

Los festejos patrios en la explanada de alcaldía comenzaron desde las 18:00 horas con una verbena popular, en donde los asistentes pudieron disfrutar de una variedad de antojitos mexicanos, así como de juegos de destreza.

El alcalde explicó que las primeras horas estuvieron amenizadas por la danza folclórica del Grupo Itlatiuh, Alejandro Primo y Erick Zepeda, además del Mariachi Santa Cecilia.

En punto de las 21:00 horas, la explanada de la alcaldía se convirtió en una gran pista de baile con la Sonora DNMT, que hizo que las y los vecinos sacaran sus mejores pasos de baile antes del Grito de Independencia.

La noche mexicana en la alcaldía Miguel Hidalgo también fue iluminada por fuegos artificiales que pintaron de rojo, verde y blanco el cielo mientras los asistentes de todas las edades disfrutaron del show y tomaban fotos con sus celulares.

Tras el tradicional Grito y para finalizar, El Bebeto saltó al escenario provocando una oleada de gritos de las y los asistentes que estaban emocionados de verlo con éxitos como ‘Lo Legal’ que hizo corear a los miguelhidalgueneses hasta pasada la media noche.

Tanto Blindar MH como la Dirección de Protección Civil y Resiliencia de Miguel Hidalgo reportaron saldo blanco al finalizar la noche mexicana, toda vez que no se presentó ningún evento extraordinario que afectara la convivencia de la ciudadanía.