Streaming: La excavación es una película con una buena historia, aires de trascendencia y grandes actuaciones

María Fernanda Mugica
·3  min de lectura
Streaming: La excavación es una película con una buena historia, aires de trascendencia y grandes actuaciones
Streaming: La excavación es una película con una buena historia, aires de trascendencia y grandes actuaciones

La excavación (The Dig, Reino Unido / 2021). Dirección: Simon Stone. Guion: Moira Buffini. Fotografía: Mike Eley. Elenco: Carey Mulligan, Ralph Fiennes, Johnny Flynn, Lily James. Duración: 112 minutos. Disponible en: Netflix. Nuestra opinión: buena.

La excavación tiene vocación de película seria, de esas que aspiran a ganar premios. Esto no tiene que ver con que sea un drama, ni con que se trate de un tema de interés histórico; cada decisión estética del director Simon Stone está pensada para darle un aire de trascendencia a la película, que termina jugando en contra de la misma. En esa búsqueda parece haber una falta de confianza en que el trabajo de su brillante elenco y una puesta en escena clásica pudieran transmitir la grandeza de la historia que cuenta.

Nancy Anka, en pareja pero sin convivir: “Tenemos una casa de 30 cuadras”

Basada en hechos reales, La excavación narra la historia del descubrimiento de tesoros medievales en la zona de Sutton Hoo, en el Reino Unido, en 1939. Carey Mulligan interpreta a Edith Pretty, una viuda que está interesada en investigar qué hay debajo de unos montículos ubicados en su terreno. Para eso contrata a Basil Brown, encarnado por Ralph Fiennes, un excavador experto en desenterrar tesoros arqueológicos, sin educación formal en la materia pero con toda una vida de experiencia y estudio autodidacta. Luchando contra el desdén de los especialistas del museo local y con el apoyo incondicional de Edith, quien también tenía un gran interés por la arqueología, Brown logra hacer su trabajo y demostrar que su veredicto inicial sobre la antigüedad de los objetos enterrados allí era correcto.

La trama del descubrimiento arqueológico está entrelazada con las cuestiones personales de los protagonistas y de aquellos que los ayudan en su misión. La inminencia de la guerra, la frágil salud de Edith, el entusiasmo de su pequeño hijo, que establece una relación cariñosa con Brown, y la camaradería del grupo que lleva adelante la excavación le agregan una dimensión humana a la anécdota histórica.

Mulligan y Fiennes hacen un trabajo sobresaliente al interpretar a personajes que se sienten muy humanos, desarrollados en todas sus facetas; son protagonistas con ideas firmes y voluntad, pero que también lidian con distintas fragilidades y limitaciones. El trabajo de ambos actores es extraordinario, como también lo es el del resto del elenco, que incluye a Johnny Flynn, Lily James y Ben Chaplin.

Resulta curioso que el director haya elegido fragmentar estas interpretaciones mediante cortes en medio de las escenas y separaciones del audio de un diálogo de los planos de los personajes que están manteniendo esa conversación (por ejemplo, se escucha una frase mientras se ve al personaje en un momento en el que no está hablando). La intención artística de este recurso no queda clara y parece un tanto caprichosa, como una búsqueda de elevar un material que no necesita de esos trucos. La música está utilizada de forma bastante invasiva, como si el espectador necesitara una ayuda para sentir lo que los personajes están expresando y viviendo. Lo que termina sucediendo es que muchas secuencias parecen parte de un trailer para una película de corte clásico, un estilo que probablemente hubiese funcionado mejor para este tipo de historia y para aprovechar el impecable trabajo actoral.

Netflix: los estrenos de películas en febrero de 2021