Stephanie Cayo, una espía española

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 5 (EL UNIVERSAL).- Una espía mexico-americana, que intenta ayudar al gobierno del dictador español Franco en 1946, meses después de concluida la Segunda Guerra Mundial, es el próximo personaje de Stephanie Cayo.

La actriz de "Club de Cuervos" y "Amalgama" forma parte de la serie "Los pacientes del doctor García", basada en la novela homónima de Almudena Grandes, thriller de intriga internacional.

"Vamos a ver al personaje trabajando en campo, colabora con la embajada de EU y está metida para ayudar al gobierno español, habla de la época de Franco y la Guerra Civil española", dice Cayo.

Verónica Echegui ("Me estás matando Susana"), Javier Rey ("Fariña") y Tamar Novas ("El ministerio del tiempo") encabezan el reparto de la producción filmada este año y cuyo estreno se tiene contemplado por Netflix del país europeo, el mes próximo.

Dirigida por Joan Noguera ("Sin identidad") y escrita por José Luis Martín ("Isabel"), la novela recibió el Premio Nacional de Narrativa 2018, siendo la primera adaptación de un escrito de Grandes, recientemente fallecida.

Cayo, peruana de nacimiento, interpreta a Meg Williams, una mujer de carácter.

"Y tengo el acento de Monterrey", dice divertida, "la verdad es que está muy buena la historia y si digo más, me matan".

Para fines de año, comenta, estará en México para filmar una película, a la par de estar preparando ella misma algo, pero como productora.

Y a partir del lunes se le escuchará como protagónica del podcast Ciudad Mágica, en Sonoro.

La serie de ficción, conformada por seis episodios, se desarrolla en Miami siguiendo a una presentadora de televisión (Cayo) quien decide investigar la desaparición de una reggaetonera e influencer (Tessa Ia, "Después de Lucía").

"Está muy padre ser una heroína", comenta la actriz.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.