Stella McCartney dice que la industria de la moda está “pasada de moda” cuando se trata de sostenibilidad

·2  min de lectura
Stella McCartney y el Príncipe Carlos (Getty Images)
Stella McCartney y el Príncipe Carlos (Getty Images)

Stella McCartney ha instado a los líderes mundiales a dejar de “penalizar a los que hacen el bien” e incentivar a la industria de la moda a tomar decisiones sostenibles.

El viernes 11 de junio, los directores ejecutivos de nueve empresas mundiales, entre las que se encuentra la diseñadora de moda, se reunieron con los líderes mundiales durante la cumbre del G7 para discutir la aceleración de la inversión sostenible.

Antes de la reunión, McCartney declaró a Sky News que será una “poderosa oportunidad para sacar a la luz una industria” que “ha pasado siempre desapercibida en cuestiones de sostenibilidad”.

La diseñadora, hija de Sir Paul McCartney y de la fallecida activista por los derechos de los animales Linda McCartney, creó su marca homónima en 2001.

La marca no utiliza materiales procedentes de animales, como cuero, plumas, pieles o pelajes en sus productos, y se compromete a “ser más amable con la Madre Tierra”, una ética que, según McCartney, es poco frecuente en la industria de la moda.

“No creo que nadie sepa realmente que la moda es una de las industrias más dañinas. No creo que sepan que se talan 150 millones de árboles para la fabricar materia viscosa, mientras que yo he conseguido obtener una pulpa de madera sostenible en Suecia.

Leer más: Los líderes del G7 lanzan un plan de desarrollo para que los países más pobres compitan con China

“Estoy desesperada por transmitir algunos de los hechos y la realidad de lo poco moderna que es la industria de la moda”, dijo.

McCartney ha instado a los líderes mundiales a revisar sus políticas e incentivar a los jóvenes diseñadores, explicando que las actuales leyes fiscales “penalizan” a quienes intentan aplicar prácticas sostenibles.

“No se me incentiva en absoluto, de hecho, se me puede aplicar un impuesto de hasta el 30% si exporto un producto que no sea de piel a Estados Unidos y tengo que incluirlo en mis márgenes, lo que no me ayuda como negocio y me penaliza por hacer el bien, si se quiere”, indicó.

“Si pongo un trozo de cuero de cerdo en ese producto vegano, mi impuesto está exento. Así que este es el tipo de conversaciones que quiero tener, quiero que me animen a trabajar de esta manera”, explicó.

Desde su lanzamiento hace dos décadas, McCartney ha buscado proveedores que puedan producir los mismos materiales utilizados en la industria de la moda de forma más sostenible. Dijo que espera que los gobiernos inviertan en ellos para lograr un “futuro sostenible”.

“El sesenta por ciento de todo lo positivo que hago está en la forma de suministrar mis materias primas”.

“Tengo las soluciones. Así que tengo la esperanza de que si podemos tomar estas empresas más pequeñas con las que estoy trabajando, y podemos [pedir] a tipos como este que inviertan en ellas, entonces pueden tener un asiento en la mesa y podemos ampliar esto, y podemos reemplazar la convención con un futuro sostenible”, mencionó.

Relacionados

Gucci se dirige a la Gen-Z con moda virtual en Roblox

Vestirse después de tiempos de crisis: ¿Qué podemos aprender sobre la moda pospandémica de la década de 1920?

De la moda preferida a las compras locales: 5 formas en que el bloqueo ha fomentado una vida sostenible

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.