"Soy una mujer trans y mi pareja es un hombre hetero"

·8  min de lectura
Josh y Daniella al aire libre bajo el sol. Daniella está sosteniendo un pequeño cachorro.
Josh y Daniella al aire libre bajo el sol. Daniella está sosteniendo un pequeño cachorro.

Daniella McDonald es una mujer trans que se siente atraída por los hombres.

Esta estudiante de medicina de California dice que salir con hombres heterosexuales fue al principio un "espectáculo de terror".

Sin embargo, durante los últimos dos años y medio ha tenido una relación estable, y cree que los hombres heterosexuales pueden volverse poco a poco más receptivos a la idea de salir con mujeres trans.

McDonald habló con la corresponsal de género e identidad de la BBC, Megha Mohan.

Al escuchar el sonido del anzuelo chapoteando suavemente en el lago, Josh se giró hacia mí y nos miramos a los ojos. Junto a él estaba mi padre, pero a diferencia de Josh, miraba al frente, sostenía una caña de pescar y esperaba conseguir las famosas truchas de la región.

Mi familia estaba acampando en Mammoth Lakes, en las montañas de Sierra Nevada, en California. Es una atracción turística fascinante, conocida por sus grandes montañas y lagos cristalinos, sinuosas rutas de senderismo y un cielo sin contaminar.

Josh me sonrió. A mi familia le encanta estar al aire libre y era hermoso ver que a él también. Pero este momento fue más que ese alivio de descubrir que tu novio encaja sin problemas con tu familia.

Mirando a los dos hombres en mi vida parados uno al lado del otro en calma satisfacción, tuve una abrumadora sensación de paz.

Hubo un tiempo en que no podía haber imaginado esto. Antes de Josh, las citas eran un espectáculo de terror.

Como mucha gente de mi edad, usaba aplicaciones de citas.

Soy bastante conservadora cuando se trata de lo que quiero de una relación romántica: monogamia, compañerismo, alguien con quien pueda turnarme para hacer el desayuno, alguien que esté allí para apoyarme en mis largas horas como estudiante de medicina en la Universidad de California en San Diego. Así que mi perfil en la app reflejaba eso; había escrito una descripción estándar, excepto por las dos primeras palabras que usé para describirme: "mujer transgénero".

No escondo mi identidad de género, siempre soy franca desde el principio.

Comencé mi transición física a los 26 años, pero ya vivía como Daniella desde hacía años.

Daniella sonriendo a la cámara con una bata blanca de médico y un estetoscopio.
Daniella sonriendo a la cámara con una bata blanca de médico y un estetoscopio.

Mientras abrazaba la vida como mujer, nunca me conecté realmente con los debates sobre las personas trans en los medios.

Mis amigos trans y yo no discutimos interminablemente a qué baños ir o qué pronombres usar. Estamos hablando de lo que habla la mayoría de los jóvenes: las relaciones.

Como mujer que se siente atraída por los hombres, quería estar con un hombre que se sintiera atraído por las mujeres.

Pero no estaba preparada para el comportamiento de algunos de los hombres de la aplicación.

La mayoría de los mensajes directos en mi perfil de citas fueron horribles.

Me despertaba con mensajes llamándome "tranny" ("travelo" o "trava"). Me llegaban notificaciones al teléfono con las palabras "eres un hombre". Recibía amenazas de muerte de un párrafo de largo con fantasías detalladas sobre cómo debería ser asesinada.

Menos extremos, pero igualmente preocupantes, fueron los hombres que tenían un interés perverso en las mujeres trans.

Me vieron como un experimento exótico temporal y no fueron respetuosos. Nuestras primeras conversaciones se centraron en preguntas sobre mis genitales y sobre qué tipo de sexo tendríamos.

También había hombres amables que querían estar conmigo, pero salir con ellos seguía siendo un desafío.

Los que se interesaron y me respetaron en privado, se avergonzaban de ser vistos en público con una mujer trans.

Estos hombres no me presentarían a su familia o amigos. Algunos dirían que perderían sus trabajos si su empleador descubría que estaban saliendo con una mujer trans.

A mí me parecía una homofobia internalizada. No podían pensar en mí como mujer y no querían que las personas en su vida los vieran como homosexuales.

Esas experiencias fueron duras para mí, muy duras.

Apertura entre los más jóvenes

Maki Gingoyon vive en Filipinas y dirige el sitio web de citas My Transgender Date (Mi cita transgénero) con su pareja heterosexual cisgénero, Cyril Mazur.

Maki dice que cuando el sitio comenzó en 2013 se crearon 1,5 millones de perfiles de inmediato, pero pocas personas estaban activas.

Mucho ha cambiado en los últimos ocho años, dice. El número de miembros activos aumentó de unos pocos cientos a 120.000.

Un número creciente de hombres cisgénero heterosexuales que desean encontrar parejas trans ahora se sienten seguros publicando sus fotos y un número cada vez mayor de entre 20 y 30 años se ha inscrito, lo que reduce la edad promedio.

"Creamos el sitio en 2013 porque queríamos un lugar decente y seguro para que las mujeres trans y los hombres cisgénero encontraran relaciones románticas significativas entre ellos", dice Maki.

"Para las personas transgénero, las citas pueden ser un momento difícil. Los espacios en internet pueden ser demasiado fetichizados. Las personas trans encuentran consuelo y comunidad en internet, pero también pueden ser espacios humillantes. Sin embargo, las cosas están cambiando. Puedo decir con confianza que el número de este tipo de relaciones está aumentando", añade.

Recuerdo una vez que me pasaron a buscar y me llevaron a una cita al cine. Estaba tan emocionada, y mientras compraba las entradas, pensé: "Vaya, este hombre es muy dulce y estamos en una cita agradable y 'típica'".

Luego, cuando nos sentamos en el cine oscuro y los avances comenzaron a producirse antes de la película, giró su cabeza hacia mí y dijo: "No creo que pueda hacer esto", se levantó y se fue.

Lo seguí hasta la entrada, donde obtuvo un reembolso de los boletos y se alejó, dejándome sola para regresar a casa.

Estaba devastada. Era un ciclo constante de humillación en el que sentía que había algo malo en mí, algo fundamentalmente desagradable.

Y después conocí a Josh.

Me envió un mensaje en una aplicación de citas y se sintió diferente.

Daniella y Josh acostados al aire libre sobre una manta.
Daniella y Josh acostados al aire libre sobre una manta.

Josh es cinco años menor que yo y está en el ejército de Estados Unidos. Viene de una familia filipino-estadounidense numerosa y amorosa y les contó todo sobre mí, incluida mi identidad de género, una vez que supo que lo nuestro iba en serio.

Hubo algo de sorpresa cuando cayeron en la cuenta de que su hijo estaba con una mujer trans, pero siempre fueron amables.

El primer pariente que conocí de Josh fue su hermana, y pude ver la felicidad en su rostro cuando nos presentó y vio que ella y yo conectamos.

A lo largo de los meses conocí a toda la familia de Josh. Lo primero que dijo su abuelo cuando me vio fue: "Josh, ella es tan hermosa".

Una vez le pregunté a Josh cómo era tan abierto y tan diferente de muchos otros hombres heterosexuales en lo que refiere al amor, y me dijo que una mujer trans había sido parte de su círculo de amigos y que no pensaba en ella solamente como su identidad.

El poder de tan solo conocer a una persona trans le abrió su mente. Dijo que no veía la diferencia entre salir conmigo y salir con una mujer cisgénero. Dice que tenemos un "amor normal".

Eso fue hace dos años y medio, y estamos juntos desde entonces.

Josh y yo tenemos los mismos desafíos y discusiones sobre nuestro futuro que cualquier otra pareja. Y aunque tengo un gran círculo de amigos queer que aceptan todo tipo de relaciones, diría que la nuestra es bastante tradicional (sea lo que sea).

El mayor obstáculo en este momento es el tiempo que tenemos que pasar separados debido a nuestras carreras.

Josh tiene que pasar meses entrenándose en el ejército y yo estoy estudiando en la escuela de medicina 12 horas al día.

Daniella y Josh en el sofá.
A Daniella, como mujer trans, le resultó difícil tener citas antes de conocer a Josh.

Pero además tengo otra ambición. Con mi amiga Avi Manullang, que también es trans y enfermera, quiero lanzar una aplicación de citas para personas trans y no trans que estén abiertas a aceptar personas con diferentes identidades de género.

Las mujeres trans experimentan niveles desproporcionados de violencia sexual, por lo que estamos trabajando en mecanismos para garantizar la seguridad. Todos deberían tener derecho a vivir y amar con dignidad.

Tengo esperanza en el futuro. En mi niñez, las únicas personas trans que veía en la televisión eran objetos de burla en programas como el de Jerry Springer.

Ahora tenemos actores y actrices jóvenes que son abiertamente trans. Personas como Hunter Schafer, de la serie Euphoria, que son muy abiertas sobre su identidad de una manera rejalada y sin estridencias. Eso no existía cuando yo estaba creciendo.

A medida que la gente se acostumbre a ver personas de diferentes identidades de género siendo ellos mismos, sé que las mentes cambiarán y verán más relaciones como la mía y la de Josh.

Definitivamente no estoy diciendo que todo el mundo deba estar abierto a salir con personas trans. De ninguna manera estoy diciendo eso. Pero más personas deben estar abiertas a la idea de que el amor cis-trans existe y está bien.

Mi relación actualmente es la excepción a la regla y no la regla, pero creo que la situación está mejorando, especialmente con la generación Z, que puede sentirse más cómoda con la diversidad de género y ser abierta y pública al respecto.

Hay más de 3,7 millones de visitas en el hashtag #cistranscouple (parejacistrans) en TikTok y estoy muy emocionada por eso.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: Sus reflexiones lo están convirtiendo en todo un gurú de la vida.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.