Lo último sobre la situación del Miami Heat en lo que va de temporada baja de la NBA

·3  min de lectura
Al Diaz/adiaz@miamiherald.com

Culmina otra semana tranquila para el Miami Heat, que ha asumido la paciencia como su mejor arma, mientras los rumores de cambio se suceden en esta temporada baja.

Por ahora todo sigue igual, o casi, tras la salida de PJ Tucker y la llegada del novato Nikola Jovic; ya que el que Udonis Haslem sea de nuevo miembro del Heat es solo cuestión de tiempo.

El equipo de Miami tiene como prioridad este verano traerse a Kevin Durant, quien como novedad se reunirá esta semana con el propietario de los Nets para intentar clarificar su situación, lo cual pudiera forzar su salida o resignarse a quedarse en Brooklyn. Pero de momento no hay nada.

De Donovan Mitchel, el Plan B de Miami, tampoco hay novedades, después de que compartiera cancha con su amigo Bam Adebayo la semana pasada. Y el tiempo pasa.

Cierto es que también el presidente Pat Riley está a la caza de un delantero de poder y, que en eso, de pronto apareció entre el follaje Jae Crowder, con un mensaje que se considera un guiño a Miami, luego de publicar en las redes sociales una interesante nota.

“¡El cambio es inevitable, el crecimiento es opcional! Creo que es el momento de un cambio. ¡Quiero seguir creciendo!, escribió Crowder en Twitter

El delantero, de 32 años, después de jugar media temporada en Miami ha jugado las últimas dos temporadas con los Suns, con los que entra en su última temporada de contrato; de modo que podía ser una buena pieza de cambio para Phoenix y una buena contratación para el Heat, después de que Tucker dejara vacante esa plaza.

Si bien el mensaje no es claro, es evidente que Crowder contempla un cambio y que después de haber llegado con el Heat a las Finales de la NBA en el 2020, Miami es sin duda una de sus mejores opciones.

En la pasada campaña Crowder promedió 9.4 puntos y 5.3 rebotes, con un 39.9 por ciento en tiros de campo (34.9% en triples), aunque lo que más valora el quinteto de la Capital del Sol es su gran defensa. No es una opción prioritaria para Riley, pero si se pone bien a tiro puede apretar el gatillo.

Otra opción que pudiera manejar el Heat es la de LaMarcus Aldridge, de 37 años. Un delantero de poder probado, próximo al retiro, que la campaña pasada promedió 12.9 puntos y 5.5 rebotes con un 55,0 por ciento en tiros de campo (30,4 por ciento en triples) en 47 juegos. Al igual que Carmelo Anthony, Aldridge ya no es el jugador de antes, pero puede ayudar.

El Heat más bien ha preguntado por John Collins de Atlanta, pero los Hawks no están por la labor, ni tampoco los Hornets por Gordon Hayward, ni los Wizard por Rui Hachimura; otros de los que por ahí han ido sonado.

Otro nombre que se ha escuchado tenuemente, para cubrir el hueco dejado por Tucker, es el de Davis Bertans, de Dallas, quien podría llegar en un en un trueque con Duncan Robinson.

Si bien hay muchos rumores, y la actividad en las oficinas no cesa, todo indica que es muy probable que el Heat entre con la lista actual en la temporada regular 2022-2023.

La diferencia la puede marcar principalmente Victor Oladipo, que podrá hacer la pretemporada, además de que se espera que eleve su juego el resto del equipo, todos menos Jimmy Butler al que no se le puede pedir más. Adebayo y la segunda unidad no estuvieron a la altura, mientras Kyle Lowry y Tyler Herro a la hora buena se lesionaron.

Tal vez el Heat no necesite esa otra estrella si los 15 jugadores, principalmente los titulares, llegan a los playoffs a un buen nivel; ya que eso fue realmente lo que impidió la pasada temporada ganar el Este y discutir el título. Así que si viene una estrella, bien; y si no, también.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.